Foto: Vanguardia/Archivo
Excandidato del PAN a la Gubernatura señala que confían en que los tribunales electorales actúen conforme a derecho

A unas horas de que se concretara en Palacio de Gobierno la reunión entre Rubén Moreira Valdez y Miguel Ángel Riquelme Solís, gobernador en funciones y gobernador elector de Coahuila, respectivamente, el ex candidato panista de la Alianza Ciudadana por Coahuila, Guillermo Anaya Llamas, señaló que su adversario político no ocupará ese cargo.
 
A través de un comunicado que se difunde en el portal electrónico del Partico Acción Nacional en la entidad, Anaya Llamas reitera su confianza en los tribunales, electoral estatal y federal, y manifiesta que estos organismos cuentan con los elementos necesarios para la anulación de los mencionados comicios.
 
“Estoy seguro que en su momento Rubén Moreira será juzgado por intervenir en las elecciones, sus acciones lastimaron a nuestra democracia, no estamos en Venezuela, afortunadamente la anulación es inminente y confiamos en que los tribunales actúen conforme a derecho”, declaró el ex candidato a la gubernatura del estado.
 

Druante la mañana de este lunes, Moreira Valdez y Riquelme Solís brindaron un mensaje a los medios de comunicación para anunciar que comenzaron con los trabajos de entrega-recepción de la administración estatal. El actual sexenio concluye el 31 de noviembre para dar paso, un día después, a la nueva administración.
 
Aún falta conocer las resoluciones de las autoridades electorales para determinar la validez o no de las elecciones para gobernador en la entidad, así como las sanciones ante posibles irregularidades detectadas en el proceso.