Armando Guadiana, ex candidato de Morena a la gubernatura / Foto: Vanguardia
El Gobernador Rubén Moreira y Miguel Riquelme iniciaron esta mañanael proceso de entrega-recepción

Tras la presentación del equipo que coordinará la transición gubernamental a la que sería la administración de Miguel Ángel Riquelme, el excandidato a la gubernatura de Coahuila, Armando Guadiana, señaló que este fue un ‘’un grito desesperado ante la inminente anulación de la elección’’.

En entrevista con VANGUARDIA, el excandidato de Morena por la gubernatura del estado, advirtió que el Frente por la Dignidad está esperando los tiempos adecuados para que el árbitro electoral determine ‘’una inminente anulación de las elecciones’’, y con ello, todo el trabajo que fue presentado el día de hoy por Miguel Ángel Riquelme en el Palacio de Gobierno, habrá sido en vano.

Sin embargo, señaló que la presentación del equipo de trabajo para la transición de gobierno, fue un acto desesperado, y orquestado por el actual gobernador Rubén Moreira Valdés, para proyectar una imagen de seguridad en las pasadas elecciones hacia los ciudadanos. 

‘’Rubén Moreira que no sabe cómo dar la imagen de que no se van a anular las elecciones. A mí me queda claro que se van a hacer unas nuevas, y eso es lo que no quieren. Está asustado’’, comentó Guadiana.

Entorno a los nombramientos del equipo de trabajo, donde se incluyó a José María Frausto Siller (Diputado Local), Jesús Ochoa Galindo (Secretario de Educación), y Fernando Purón Johnston (Alcalde de Piedras Negras), el excandidato señaló que ya se tenía planeado que dichos funcionarios cumplieran con los 12 años de estar al frente de cargos públicos por herencia. 

‘’Ya necesitamos otras caras que manejen con honradez los recursos, que tengan sentido social para lograr un mejor gobierno y no seguir con la misma cantaleta. Es una vergüenza y el pueblo ya no aguanta tanto saqueo y tanto abuso a los derechos humanos, pero además pisotean los derechos políticos’’, agregó.