Ceremonia. Ayer el gobernador Rubén Moreira anunció el inicio del proceso de transición. Foto: Vanguardia/Héctor García
Afirma que es una cortina de humo para desviar la atención ante una eventual anulación de la elección

Por: Alejandro Montenegro/Antonio Ruiz

El Partido Acción Nacional en Coahuila calificó como “teatro” el inicio de la transición entre el Gobierno del Estado actual y el electo, pues aseguran que es inminente la anulación de los comicios del pasado 4 de junio. Asegura que Rubén Moreira será juzgado por intervenir ilegalmente en el proceso electoral de Coahuila.

Bernardo González, dirigente del PAN en Coahuila, dijo que el mensaje conjunto que dieron ayer Rubén Moreira y Miguel Riquelme para dar a conocer el inicio del proceso de entrega-recepción de la administración pública estatal, es parte de un teatro para desviar la atención de la ciudadanía ante una eventual anulación de la elección.

“Por el simple hecho de no dejar a los amigos de los medios de comunicación realizar preguntas durante su conferencia de prensa, sabemos que tienen miedo de ser cuestionados, saben que actuaron mal y que se robaron la elección”, aseguró González.

El dirigente panista aseguró que confía en las resoluciones de los tribunales electorales que determinarán la anulación de los comicios del pasado 4 de junio, pues aseguran que la impugnación presentada cuenta con las pruebas suficientes para comprobar las irregularidades planteadas.

“Moreira y Riquelme serán en su momento juzgados por cada uno de los delitos cometidos, aquí no es Venezuela, la anulación se dará y Memo Anaya será gobernador de Coahuila”, afirmó.

 

‘REFLEJAN DESESPERACIÓN’

Sin efecto legal alguno, tiene el anuncio del gobernador  Rubén Moreria Valdez y el candidato a la Gubernatura, Miguel Ángel Riquelme, el inicio del proceso de entrega-recepción, porque será el Tribunal Federal Electoral el que dictaminará si las elecciones de la Gubernatura de Coahuila del 4 de junio se anulan, consideró Javier Guerrero García.

El ex candidato independiente a la Gubernatura del Estado agregó que el anuncio de  Moreira Valdez y Riquelme sobre el inicio de la entrega recepción refleja la desesperación e inquietud que priva entre los priístas porque las autoridades federales electorales ratifiquen las irregularidades en las que incurrió el PRI en las elecciones del 4 de junio.

Dijo que los dos políticos actuaron en un acto de propaganda que refleja la desesperación porque el Tribunal Federal Electoral está prologando el deceso de la administración estatal priísta.