Foto: Archivo
Los diputados locales dictaminaron ayer la iniciativa que fue presentada por el Ejecutivo del Estado el pasado 17 de diciembre y que está compuesta por 120 artículos

Con nuevas medidas de protección y la inclusión de nuevos tipos de violencia, la nueva Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Coahuila fue aprobada hoy por el Congreso del Estado. Buscando reducir los feminicidios, el ordenamiento obliga al Gobierno Estatal a dar atención domiciliaria a las víctimas.

Los diputados locales dictaminaron ayer la iniciativa que fue presentada por el Ejecutivo del Estado el pasado 17 de diciembre y que está compuesta por 120 artículos, más del doble de los 47 que tiene la ley que actualmente rige en la materia y que será derogada para dar paso al nuevo ordenamiento.

“La cifra de mujeres coahuilenses casadas o unidas que son violentadas emocionalmente asciende a 197,814; y representan 85.2% de todas las mujeres que han sufrido algún incidente de violencia en el estado”, señala el dictamen presentado.

A diferencia de la Ley que se derogó, la nueva cuenta con un catálogo de derechos, definiciones y principios acorde a las obligaciones del Estado Mexicano de garantizar a las mujeres una vida libre de violencia; se establecen los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres y se incluyen las manifestaciones de violencia con mayor concurrencia en nuestro país.

Foto: Especial

Las mujeres víctimas tendrán el derecho de obtener la reparación del daño material y moral causado por el responsable, por lo que será el Ministerio Público el encargado de informar a la víctima de ese derecho, el procedimiento y el alcance para la reparación del daño.

En ese sentido, el Ministerio Público podrá emitir órdenes de protección (podrán ser de emergencia, naturaleza civil o preventivas) como actos de urgente aplicación en el momento en que tenga conocimiento del hechos de violencia contra las mujeres presuntamente constitutivos de infracciones o delitos, evitando en todo momento que la persona agresora, por sí o a través de algún tercero, tenga contacto de cualquier tipo ya sea con la víctima directa, indirectas o ambas. 

Por otro lado, el ordenamiento obligará al Gobierno del Estado y a todos los municipios a contar con una unidad especializada para atender los casos de violencia contra el sexo femenino y a cada unidad especializada se le asignará presupuesto para realizar sus funciones, así como para intervenir directamente en los casos de violencia contra las mujeres.

La ley incluye, en los tipos de violencia, la misoginia, la no re victimización, el androcentrismo y hay nuevos como la violencia obstétrica, feminicida, política, de noviazgo, laboral y familiar.