Foto: Especial
La gente en redes sociales comenzó a compartir imágenes de carteles en los vagones del Metro, con definiciones que van contra el acoso hacia las mujeres

“Bombón es un dulce esponjado de azúcar. No una mujer”, es una de las frases que puedes leer ahora mismo en carteles a tu alrededor, si estás viajando en un vagón del Metro de la Ciudad de México.

Desde hace unos días, cientos de personas en este medio de transporte han observado ese y otros mensajes similares, pegados en vagones o en las zonas de transborde, donde se juega con el lenguaje y además se ataca con palabras al machismo y el acoso.

“Falda es una prenda de vestir femenina que no debería usarse con miedo”, es otra de las definiciones a la vista de la gente en un vagón del Metro.

Foto: Especial

Se trata de una campaña de la empresa Larousse, que parte de la premisa de que el lenguaje influye en la manera en que nos comportamos. Al darle un sentido correcto a las palabras, podemos tener una vida mejor. Esa es su idea.

Montserrat Cisneros, representante de mercadotecnia de Larousse en México, explicó en entrevista que la campaña tiene un sentido lúdico, de diversión con el lenguaje, aunque también busca generar conciencia, lanzando mensajes contra el acoso, que se da en sitios como el Metro.

“Creemos que si la gente reflexiona sobre el lenguaje, pueden cambiar ciertos comportamientos”, comentó Montserrat.

Una de las frases, “No es no”, si bien no es una definición de diccionario, agrega Montserrat, sí es un mensaje contundente, que remite a la lucha contra los agresiones hacia las mujeres, a partir del lenguaje.

“Repulsión: lo que provocas cuando acosas a alguien”, es otra de las definiciones que puede encontrar la gente en sus recorridos a la escuela o al trabajo.

Además del Metro, Larousse colocó otras definiciones en zonas de anuncios en las calles, en bardas u otros espacios, tanto en la Ciudad de México, como en Monterrey, Guadalajara y Mérida, entre otros puntos.

Foto: Especial

No todos las definiciones están enfocadas en el tema del acoso, otras van orientadas al civismo, a la convivencia en las calles, a aumentar el vocabulario o refinarlo, o simplemente apuntan a ser graciosas, a partir de los juegos del lenguaje.

“Si tu hermano nació en el mismo parto es cuate. Pero si se llevan mal, no”, dice en una barda, en algún punto de la Ciudad de México.

“Hechando a perder no se aprende. Echando, sí”, se lee en otro sitio de la capital del país.

Foto: Especial
Foto: Especial