La verdad es que si no ganamos el campeonato por esos tres puntos todos apuntarán a Budapest. Fue una decisión difícil de tomar... pero fue la correcta en términos de nuestros valores”.


BUDAPEST.- Mientras se dirige al receso de mediados de temporada de la Fórmula Uno, Lewis Hamilton está completamente agotado.

Para el británico han sido hasta ahora 11 caóticas carreras y aún faltan nueve tras la pausa de un mes. Hamilton se encuentra detrás del líder Sebastian Vettel por 14 puntos, y ambos han ganado cuatro carreras. Pero Mercedes ha enfrentado cuestiones de fiabilidad con sus neumáticos y problemas de balanceo del auto, lo cual ha cobrado factura a Hamilton.

Resulta claro que el piloto de 32 años necesita un descanso antes de retomar la pelea con Vettel en el Gran Premio de Bélgica el 27 de agosto.

“Pienso que definitivamente se da en un buen momento. Ha sido duro física, mental y emocionalmente”, indicó Hamilton. “Pienso que este receso será bueno. Recargar y con suerte volver fresco. En verdad creo que tenemos la capacidad de ganar este campeonato”.

Hamilton terminó en el cuarto sitio en el Gran Premio de Hungría, que Vettel ganó desde la pole sobre su compañero de Ferrari, Kimi Raikkonen.

El tercer lugar era una posibilidad para Hamilton, pero respetó el pacto entre caballeros con Valtteri Bottas, su compañero en Mercedes, y le permitió rebasar al final. La decisión se debió a que Bottas había dejado que Hamilton lo pasara antes en la carrera para atacar a la dupla de Ferrari.

La medida causó gran sorpresa, especialmente  considerando qué valiosos eran los 3 puntos que Hamilton prácticamente estaba cediendo a su principal rival, el alemán Sebastián Vettel, líder de la campaña a 14 unidades de Lewis. 

La pelea con Vettel es intensa, por lo que la pausa de un mes ayudará a Hamilton a replantear la campaña.

Toto Wolff, directivo de Mercedes.