7:30 horas de la noche ocurrió el incidente entre un cumbiero y un conductor.
Un chofer de ruta urbana que no quiso aceptar culpa, acusó de ladrón al conductor del auto con el que tuvo el siniestro

Tras quebrar un retrovisor de un auto y al ser reclamado por el dueño, un cumbiero que no quiso aceptar culpa, acusó de ladrón al conductor del auto quien le tomó el dinero del pasaje y se lo entregó al concesionario de ruta para que con eso le pagara los daños.

Fue en la madrugada del sábado, cuando Waldo Alberto Reina circulaba por la colonia Fundadores cuando un camión de ruta urbana se pegó mucho a su vehículo  y le rompió el espejo lateral.

Diciéndole al operador que se detuviera y al no hacerlo, con su auto le cerró el paso al camión y dialogó con el chofer del camión, Juan López, quien le dijo que en la base de combis se arreglarían.

Como garantía de ello, Waldo tomó el dinero del pasaje y se dirigió a la base; al llegar  y conocer al concesionario le entregó el dinero y le dijo lo ocurrido.
Sin embargo, Juan arribó al lugar, acompañado de una patrulla y acusó a Waldo de robo.