Homicidio. En este domicilio de Ramos Arizpe, ubicado en Valle de Chalco 362, en la colonia Valle Poniente, Rocío, de apenas 6 años de edad, fue asesinada a golpes por su madrastra. Foto: Archivo
La Pronnif se negó a investigar el homicidio y violación de ‘Rocío’, argumentando que la adopción se realizó ante la presencia de un notario

El caso más reciente y polémico en el que la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia  se ha visto envuelta y por el que la dependencia estuvo en la mira a nivel nacional, fue el asesinato de una menor de seis años que hace un año y medio fue dada en adopción.

El 31 de mayo de este año, se dio a conocer que la madre adoptiva de la niña de seis años asesinó a su hija, quien también presentaba huellas de abuso sexual. La sospechosa terminó por confesar que Rocío no era su hija biológica y tenía con ella un año y medio bajo su cuidado y en proceso de adoptarla (bajo la modalidad “entre particulares”).

Pese a que se dio a conocer la noticia y la madre biológica declarara que la obligaron a firmar la hoja de adopción, la Pronnif se mantuvo en silencio durante algunos días.

El 4 de junio, la madre adoptiva fue trasladada al penal porque se comprobó que asesinó a la niña. Sin embargo, aseguró que la torturaron para declarar.

El 13 de junio, Ariadne Lamont, integrante de la Red de Mujeres de La Laguna, declaró que emitieron un comunicado para exigir a la Pronnif esclarecer el caso de la menor asesinada.

Aída Badillo, activista.
Las demandas más constantes han sido en contra de la Pronnif y nadie le ha cortado la cabeza a esa mujer (Yezka Garza), yo creo que ya se la deberían de cortar”.
Aída Badillo, activista.

La Red de Mujeres consideró que la dependencia no realizó el seguimiento que señala la ley. Además, exigieron que se investigue como feminicidio, no como simple homicidio, ya que se cumple con varias causales que señala el Código Penal de Coahuila en su artículo 336 bis, como signo de violencia sexual, datos de varios tipos de violencia, así como la relación afectiva entre la víctima y el victimario.

Un mes después del asesinato de Rocío, la activista Aída Badillo se unió a quienes exigen la renuncia de la titular de Pronnif, Yezka Garza. En entrevista, declaró que según las estadísticas de la CDHEC, han sido suficientes los casos de omisión que ha tenido la Pronnif.

“Las demandas más constantes han sido en contra de la Pronnif y nadie le ha cortado la cabeza a esa mujer, yo creo que ya se la deberían de cortar”, reclamó Aída Badillo.

El silencio siempre como su aliado


VANGUARDIA buscó en varias ocasiones a la procuradora Yezka Garza, con la intención de obtener una declaración sobre los casos en los que las madres han puesto en duda su trabajo al frente de la Pronnif, sin embargo, no se obtuvo una respuesta.

Cuando se realizó la solicitud de entrevista en el área de comunicación social de Pronnif, la titular mencionó que la Procuradora ya había dado entrevista sobre los casos en mención y que debía revisar expediente por expediente.

Explicó que la Procuradora no puede dar detalles de cada caso, pues eso correspondería a un delito. Pese a que se le explicó que no se requerían datos específicos de cada caso, sino una declaración ante los problemas que ha tenido desde que ingresó a la dependencia, comentó que la entrevista no podría darse.