Aspecto del foro de Audiencias Públicas sobre la Modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte que se realiza en la Torre Reforma Latino, en la Ciudad de México. Foto Cristina Rodríguez
Juan Carlos Baker, y el jefe técnico de la negociación, Keneth Smith, inauguraron puntualmente el foro, pero se salieron enseguida sin escuchar ninguna de las posturas o propuestas

Ciudad de México. A menos de una semana de que inicie la primera ronda para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la Secretaría de Economía (SE) realizó un foro de "audiencias públicas" al que fueron invitados, fundamentalmente, representantes de organismos empresariales de diversos sectores, seleccionados por la misma dependencia.

El subsecretario de Comercio Exterior de la dependencia, Juan Carlos Baker, y el jefe técnico de la negociación, Keneth Smith, inauguraron puntualmente el foro, pero se salieron enseguida sin escuchar ninguna de las posturas o propuestas que se presentaron.

"Este es un ejercicio de transparencia, es un ejercicio de diálogo. Obviamente vamos a tomar con mucha seriedad y con mucho respeto los comentarios que nos hagan. Vamos a ver qué es lo que nos ofrecen, y en donde nosotros podamos incorporar estos puntos de vista, y algunos, insisto, en un espíritu constructivo, en un espíritu que nos ayude a avanzar, pues sin duda serán tomados en cuenta", indicó Baker, entrevistado tras salirse del foro.

Baker explicó que las audiencias son la continuación de las consultas que desde principios de año ha realizado la SE con empresarios, académicos y especialistas sobre la modernización del TLCAN y a las que que siguió una consulta pública por internet durante un mes en la que cualquier interesado podía participar.

Aunque la primera ronda de las negociaciones comienza el miércoles 16 de agosto en Washington, el funcionario rechazó que la realización de las audiencias resulte tardía para tomar en cuenta las posturas y propuestas que en ellas se presenten pues dijo que habrá más.

"Este es un proceso permanente. Recuerden que también nosotros, con el apoyo del cuarto de junto y con otra manera de consultas que estamos teniendo. Es un proceso que siempre es dinámico, es un proceso que se va ajustando según las propias negociaciones, y va a haber oportunidades en que recibamos más comentarios", expresó.

Sobre los participantes en el foro de hoy, entre los que se incluyeron representantes de American Chamber y organismos empresariales de los sectores industrial, agroindustrial y fabricantes de camiones, el subsecretario admitió que fueron seleccionados "de las personas que nos hicieron comentarios y de personas que sabemos que han estado también muy involucradas en el proceso". Aunque también dijo que "hubo una parte de registro abierto, donde las personas quisieron, que se registraron"  no esclareció donde y desde cuando se difundió la convocatoria.

Ponderó que en las audiencias cada orador expresara con libertad lo que piensa sobre los temas que deben incluirse en la renegociación del TLC. 

"Es un formato abierto. No circulamos de ninguna manera preguntas ni nada. Es un formato donde cada persona en un ambiente respetuoso, en un ambiente también de contribución, que es lo que estamos buscando, puede expresar lo que piense. Para escoger la gente que va a participar el día de hoy tomamos parte de las personas que nos han hecho comentarios. Hicimos también algunas invitaciones públicas, y pues bueno, la gente que mostró el interés para subirse a esta plataforma pues nos acompañarán algunos de ellos ya previamente registrados", detalló.

Baker comentó que los comentarios recibidos durante la consulta coinciden con la necesidad de preservar las ventajas del TLCAN y no regresar a un esquema donde se paguen aranceles, lo cual es una de las prioridades marcadas por el gobierno federal, además de encontrar áreas donde se pueda modernizar el acuerdo.

"Los sectores están muy conscientes de que en esta negociación podamos utilizarla para realmente dar un impulso muy decidido a la competitividad, para poder también complementar las políticas de apertura comercial con otras cosas que se han desarrollado", dijo.

Abundó que en las consultas participaron académicos, sectores industriales, como el automotriz, aeroespacial y también "hubo bastantes interesados en la parte agroindustrial".

Todas las opiniones "son importantes y nosotros a todas les damos una seriedad y a todas las consideramos. No podemos decir que la opinión de uno o de otro es más importante. Hay opiniones, sí hay preocupaciones que son más repetitivas y que hemos identificado en varios casos, por ejemplo la posibilidad de que haya restricciones al comercio en cualquiera de los productos, ya sea agroalimentario, industrial o etcétera, pues es algo que le preocupa mucho al sector productivo y que nosotros ya lo hemos retomado e incluso es uno de los objetivos de la negociación de México, las prioridades de México. También, por supuesto, la incorporación de nuevas disciplinas: comercio electrónico y otras que pues simplemente antes no existían dentro del TLC. Otra importante área de preocupación que utilicemos esta oportunidad para incorporar temas que sabemos que son necesarios, como el apoyo a las pequeñas y medianas empresas (pymes).