Encantador. Por Mendoza

I. INDIGNACIÓN
El anunció del incremento al precio de la gasolina –gracias a las bondades de la Reforma Energética- provocó indignación nacional. Al igual que con otras indignaciones nacionales, los actores políticos están llevando agua a su molino. En el PRD surgió la idea de boicotear la compra de gasolina durante los primeros tres días del 2017. Así Jesús Zambrano, diputado federal, está llamando a que se tome en serio el mensaje que circula en redes sociales de no comprar combustible. El caso es que si Enrique Peña Nieto tenía algo de credibilidad todavía, con esta acción y sus anteriores mensajes de que no habría más aumentos, su administración está muy, pero muy abajo.

II. CALLADITO
Por cierto que un diputado de Coahuila, Jericó Abramo, está en la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados. De esa comisión es secretario. Una de dos, o junto con todos sus compañeros se los chamaquearon y no supieron de lo que venía, o bien se lo tenían bien calladito.

III. CONTROL TOTAL
No son cuatro, sino siete los distritos electorales que el Partido Joven –o lo que queda de este partido- de Édgar Puente van a reservar para no ir en alianza con el PRI. Lo anterior quiere decir que en estos siete distritos podría ir gente que apoyaría al exgobernador Humberto Moreira en sus aspiraciones no sólo de querer ser diputado local, sino de controlar todo el Congreso Estatal. El Partido Joven, está visto, será el vehículo para que un grupo de priístas llegue también por otra vía al Congreso y a alguna que otra alcaldía, si es que el plan llega a concretarse.

IV. MALOS PATRONES 
Mal por algunos patrones de Coahuila. Hay 50 empresas que no han repartido el aguinaldo a sus trabajadores. Seguramente serán algunas pequeñas que no están en ninguna agrupación, porque ya ve que aquí todos los líderes, de sindicatos y empresariales, se dicen muy respetuosos de la Ley. Veremos y diremos.

V. OOOTRO EXGOBERNADOR
Otro exgobernador está metido en la polémica por supuestos malos manejos, y éste es el exmandatario de Zacatecas y nuevo titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Miguel Alonso Reyes. Y es que hay varias voces en el vecino estado que cuestionan que haya gastado más en remodelaciones en la Casa de Gobierno que inclusive algunos programas sociales. Alonso ha sido cuestionado por presuntas irregularidades durante su administración, ya que se dice que esta situación es apenas el comienzo. Mientras en el Congreso dicen que lo llamarán a cuentas, aunque como se sabe muchas de ellas quedan en nada.

VI . SIN MÉDICOS
Los servicios de Salud que presta la secretaría estatal, de Jorge Verástegui, van de mal en peor. Es cierto que la gente que tiene otros servicios médicos opta por irse al Hospital General, pero en este nosocomio antes escaseaba el material de curación, después los medicamento, y ahora hasta los médicos. No hay compromiso, no hay sensibilidad.

VII. TREGUA
Dicen los que saben que a partir de hoy -por ser Día de los Inocentes-, y hasta poco después de que termine de comerse las uvas de año nuevo, el consejero Alejandro González Estrada gozará de una tregua en el escándalo que lo envuelve por la filtración de sus conversaciones con el mandamás del tricolor, David Aguillón Rosales. ¿Por qué habrá tregua? Porque apenas arranque el año, según se dice, al menos dos partidos preparan la siguiente ofensiva que se librará en la mesa del Consejo General.

VIII. FINAL
Pero, para desgracia de González, se comenta en los corrillos políticos, la mesa donde se escenificará la discusión no será la que encabeza Gabriela de León Farías, sino la que preside Lorenzo Córdova Vianello, en el INE, hasta donde el asunto va a ir a parar porque más de uno ya vio en este episodio la oportunidad para llevar agua a su molino partidista. El asunto, se afirma, aunque se parece al affaire del “cariñito”, que en su momento protagonizó el exconsejero Manuel Gil Navarro, va a dar mucho más de qué hablar y podría tener un final muy distinto a aquel, que simplemente se fue disolviendo con el tiempo.

IX. EXTRAÑO Y SOSPECHOSO
Extraño pero cierto. Casi todo el dinero público es revisado por autoridades fiscalizadoras, como las Auditorías Superior Federal y de las entidades. Sin embargo los partidos, lo que controlan los poderes legislativos, son auditados por el Instituto Nacional Electoral, de Lorenzo Córdova. Además el proceso de sanción es distinto en las administraciones públicas que en los partidos. En una administración, cuando hay una multa la paga la persona señalada que cometió el error o la irregularidad. En los partidos las multas se les descuentan de lo que van a recibir de prerrogativas. Sin contar que en su mayoría incumple con la transparencia y de paso no llevan contabilidad homogénea.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx
Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx