Foto: Especial
Corintia Cruz, ex regidora del Ayuntamiento de Xalapa, también habría recibido inmuebles adquiridos con recursos del erario, esto gracias a una supuesta relación sentimental con el ex gobernador

Xalapa, Veracruz.- Corintia Cruz Oregón, ex regidora del Ayuntamiento de Xalapa en la administración de la priista Elizabeth Morales García, es otra funcionaria investigada por presunto enriquecimiento ilícito con recursos públicos en la administración del ex gobernador Javier Duarte, señaló hace unos días Aristegui Noticias.

Así como el caso de Xóchitl Tress, se señala que Corintia también habría recibido inmuebles adquiridos con recursos del erario, debido a una supuesta relación sentimental con el gobernador de Veracruz.

Presuntamente, Corintia, ex secretaria general del Comité Directivo Estatal del PRI, tendría una cuenta bancaria con una suma estimada en 9 millones de pesos.

Cabe mencionar que, abanderada por el PRI, Cruz contendió por una diputación local por el distrito de Xalapa en el proceso electoral de 2016 pero perdió ante la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Daniela Griego Ceballos.

Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial

Según expresan medios, el exgobernador buscó proteger a sus “novias” buscándoles el fuero de una diputación.

En la misma situación se encuentran los miembros de su gabinete que son acusados de malversación de fondos, a quienes hizo candidatos y ahora son diputados locales y federales.

En el caso de Xóchitl Tress, la otra supuesta “compañera sentimental” de Duarte, como la calificaron los fiscales en la audiencia de control hace dos semanas y media, estuvo a punto de ser diputada local por la vía plurinominal.

Un testigo identificado como Juan José Rodríguez Janeiro detalló que Xóchitl Tress era pareja sentimental de Duarte y ella recibía costos regalos como un departamento y una camioneta de lujo con un monto superior a los 3 millones de pesos.

La supuesta novia del exgobernador quedó detenida en el Penalito de Playa Linda en Veracruz, pero pocos días después quedó libre. 

Un juez autorizó canjear la pena de tres años de prisión que le había impuesto a la excolaboradora de Javier Duarte por una multa de aproximadamente 40 mil pesos y le suspendió sus derechos políticos por los próximos tres años.

De momento no hay más información de esta investigación contra Corintia Cruz.


Con información de Aristegui Noticias, Noreste y Regeneración