Medida. Las cafeterías de cada institución de nivel preescolar, de primaria y secundaria deben vender únicamente alimentos saludables. / Archivo
La Secretaría de Educación tiene previsto hacer una revisión de las cafeterías de cada institución de nivel preescolar, de primaria y secundaria

Las policías municipales, sobre todo en Saltillo, son omisas ante el llamado de las autoridades educativas para retirar a vendedores de comida chatarra afuera de las escuelas, explicó el subsecretario de Educación Básica, Julián Montoya de la Fuente.

La Secretaría de Educación, en su departamento de Programas, tiene previsto hacer una revisión de las cafeterías de cada institución de nivel preescolar, de primaria y secundaria, para que se vendan únicamente alimentos saludables.

El próximo ciclo escolar 2017-2018 dará comienzo el próximo 21 de agosto y en Coahuila 629 mil alumnos de nivel básico deberán presentarse a clases; este ciclo escolar serán 44 mil alumnos de nuevo ingreso.

“Afuera la policía es omisa, al menos aquí en Saltillo, les pide uno que retiren (a los vendedores) y no lo hacen. Uno entiende perfectamente la necesidad que tiene la gente de trabajar, pero no ahí”, dijo Julián Montoya.

OBJETIVO
La intención de la Secretaría de Educación es que las personas que venden comida chatarra no estén cerca de las escuelas para evitar al máximo que los niños consuman estos alimentos, porque de manera posterior se presentan problemas como obesidad o enfermedades gastrointestinales.