Foto: Especial
La enfermera Enedina Sauceda García sufría de depresión. Mezclar dos medicamentos le quitó la vida

Monterrey.- Una jefa de urgencias pediátricas se suicidó el día de ayer en uno de los baños del Hospital Materno Infantil, empleando para ello una sobredosis de medicamento para una depresión que se trataba.

Su cuerpo fue descubierto a las 07:00 horas por personal del hospital, detalló su esposo, el doctor Florentino Gallegos Tristán.

La enfermera Enedina Sauceda García sufría de depresión después de una operación ginecológica y era tratada con un medicamento antidepresivo.

Pero la profesionista se inyectaba otro medicamento, del cual se hizo adicta, por lo que fue sometida a un tratamiento psicológico desde abril.

Los peritos encontraron varias jeringas usadas y ampolletas del medicamento antidepresivo, el cual mezcló con otro que también es un relajante. La mezcla de estos medicamentos habría causado la muerte a la enfermera.

Con información de Milenio