El Financial Times advirtió que si las conversaciones entre Peña Nieto y Donald Trump para renegociar el TLCAN no avanzan rápidamente, y si López Obrador ganara las elecciones en 2018, él podría liderar el nuevo acuerdo. Fotos: Cuartoscuro
El medio británico también se refirió a las elecciones en el Estado de México como otro de los problemas que enfrenta Peña Nieto, y destacó que una eventual victoria de la candidata de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) significaría la condena para él y su partido, el PRI

Ciudad de México.- A pesar de que México ha demostrado históricamente su capacidad para manejar las crisis internacionales, la administración “impopular” del Presidente Enrique Peña Nieto podría dificultar las pláticas en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aseguró el diario Financial Times.

El texto, firmado por su corresponsal Jude Webber, recordó que en las últimas décadas México enfrentó problemas como el incumplimiento de deudas, devaluación, hiperinflación y nacionalizaciones bancarias.

“Externamente, no tenemos un problema. Internamente, sí lo hacemos”, dijo al Financial Times un ex Ministro, agregando que el Gobierno “ha sido muy lento para reaccionar ante todo”.

El medio británico se refirió a las elecciones en el Estado de México como otro de los problemas que enfrenta Peña Nieto y destacó que una eventual victoria de la candidata de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) significaría la condena para él y su partido, el Revolucionario Institucional (PRI).

Aunado a eso, indicó el Financial Times, el Gobierno de Peña Nieto parece incapaz de controlar el aumento en la violencia, incluyendo el incremento del 30 por ciento en los homicidios y la extorsión y un aumento del 20 por ciento en los secuestros en el primer trimestre frente al mismo período del año pasado.

El texto, firmado por su corresponsal Jude Webber, recordó que en las últimas décadas México enfrentó problemas como el incumplimiento de deudas, devaluación, hiperinflación y nacionalizaciones bancarias. Foto: Cuartoscuro

“El descubrimiento de enormes fosas comunes y la desaparición aún no resuelta de 43 estudiantes a manos de la policía local corrupta y una pandilla de drogas han enfermado a los mexicanos”, refirió el diario.

Añadió que los escándalos de corrupción que involucran a ex gobernadores del PRI han profundizado el disgusto de los mexicanos, “al igual que la mansión de la esposa de Pena Nieto pagada por un contratista del gobierno”.

En medio de esta serie de crisis internas, el Financial Times destacó a Andrés Manuel López Obrador como un político izquierdista que casi ganó la presidencia en 2006 y que cada vez más se ve como el hombre a batir en 2018.

El Financial Times advirtió que si las conversaciones entre Peña Nieto y Donald Trump para renegociar el TLCAN no avanzan rápidamente, y si López Obrador ganara las elecciones en 2018, él podría liderar el nuevo acuerdo.

El pasado 1 de mayo, el líder del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, anunció en una columna publicada en The Washington Post que librará una batalla de ideas con el Presidente estadounidense, Donald Trump, en defensa de los mexicanos en ese país. Al mismo tiempo que destacó la falta de voluntad de Enrique Peña Nieto para defender a los migrantes.

Obrador acusó que la xenofobia y el racismo se volvieron política gubernamental en EU, y sobre el muro y la pretensión de que México pague indicó que se trata de un intento de imposición y sometimiento inaceptable e incompatible con la legalidad internacional.

“En ese momento pedimos al Presidente Enrique Peña Nieto que adoptara una actitud digna y firme ante las pretensiones de la nueva administración, algo que Peña no hizo, ni hará. El Movimiento de Regeneración Nacional puso sus comités en territorio estadounidense a disposición de nuestros connacionales amenazados para brindarles asistencia jurídica, y llamamos al conjunto de los mexicanos a construir la unidad nacional que se requiere en esta circunstancia.

“Pero en lugar de plantar cara a éstas y otras razones del descontento social, Trump se dedicó, tras su toma de posesión, a acentuar su discurso antimexicano y a endurecer la persecución de los migrantes. Ante la abulia del gobierno de Peña Nieto y su falta de voluntad para defender a nuestros compatriotas, el 15 de marzo acudimos a interponer una queja a la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos”, recordó López Obrador.