Foto: Archivo
Rubén Moreira estaría de acuerdo con endurecer las penas en contra de las personas que conducen alcoholizados

Monclova, Coahuila.- El gobernador Rubén Moreira Valdez estaría de acuerdo con endurecer las penas en contra de las personas que conducen alcoholizados siempre y cuando las reformas a la ley sean definitivas, pues consideró que el consumo inmoderado de bebidas embriagantes es responsabilidad de toda la sociedad.

Lo anterior, tras opinar sobre el caso de Rubí Carrizales de 22 años, a quien se le juzga por el delito de homicidio culposo agravado tras la muerte de dos personas, una señora de 57 años y una joven de 14 años de edad, en un accidente automovilístico que presuntamente provocó al conducir en estado de ebriedad.

 

El mandatario señaló que la tragedia es responsabilidad de toda la sociedad al estar relacionado con el consumo de alcohol, pues la culpa se extiende desde la persona que lo produce, lo anuncia y lo vende, por lo que si se quieren evitar este tipo de accidentes en las calles también los padres deben estar al pendiente de los hijos y ser buen ejemplo para ellos.

En cuanto a endurecer las penas por la mezcla del volante con el alcohol, Moreira expresó que estaría de acuerdo siempre y cuando las reformas fueran definitivas, ya que los ciudadanos solicitaron la implementación del nuevo sistema penal acusatorio, el cual juzga a los imputados sin ser detenidos.

"El nuevo sistema de justicia es producto de lo que pidieron las cámaras empresariales y medios nacionales, el cual tiene 10 mil delincuentes juzgados pero en libertad solamente en la Ciudad de México, mientras que en Coahuila deben ser mil más", agregó, "Eso es lo que pidieron ustedes, que los delincuentes no estuvieran en la cárcel y que se les juzgara en la calle".

El la última audiencia que se llevó a cabo en el Centro de Justicia Penal de Frontera, Rubí Carrizales fue vinculada a proceso por homicidio, daños y lesiones culposos agravados por el consumo de alcohol, pero el Juez decidió dejarla en libertad con un brazalete electrónico como medida cautelar.

Por ello, Moreira declaró que la sociedad deberá decidir si quieren incrementar las penas por este delito, pero indicó que el Gobierno del Estado ha hecho su parte al reforzar los filtros antialcohol, cerrar expendiendo antes de las dos de la mañana, controlar la venta, entre otras acciones, pese a que son altamente criticados.