Foto: Instagram
La hermana de Kim Kardashian estrena nuevo 'reality show' y asegura que le hubiera gustado tener una vida normal

Ser perseguida por una cámara día y noche es parte de la vida de Kylie Jenner. En los últimos 10 años de su vida ha visto como cada movimiento que hace es transmitido en la televisión gracias al programa Las Kardashians. Pero ahora, la hermana menor de Kim Kardashian ya no quiere que nadie le robe protagonismo y ha decidido lanzar su propio reality show en la cadena E!.

Life of Kylie (La vida de Kylie) es el nombre que ha escogido para contar su vida. En el primer episodio, que duró una hora, la menor del clan Kardashian-Jenner habló de cómo se sentía durante su infancia: "Sentía que estaba en un segundo plano, marginada".

La también empresaria, de 19 años, asegura que aunque viva rodeada de lujos y que sabe que tiene a su alcance lo que quiera eso no la hace feliz. “Ese tipo de cosas no es la felicidad verdadera”. Además, admite que tener una legión de seguidores en Instagram le genera “demasiada presión”, pues no siempre logra la selfie perfecta. Y aunque está consciente de que si no fuera por la fama de su familia hoy por hoy no tendría ni su negocio de cosméticos ni de traje de baños y sobre todo el que gira en su imagen, lamenta de no haber podido tener una niñez y juventud tranquila. Debido al reality de su familia tuvo que estudiar en casa lo que le privó de una vida normal. “Kim siempre dice que ella nació para esto y yo la respeto, pero es muy difícil hacer cosas normales cuando toda la gente sabe quién eres. Yo no escogí esta vida, pero tampoco voy y a decir que no he alimentado seguir manteniendo esta forma de vida”, añade.

 

“Sé que me he hecho aún más famosa con mi cuenta de Instagram – la siguen 93,3 millones de personas- y con mis fotos, pero quiero que sepan que no soy ese tipo de personas que buscan atención todo el tiempo. De hecho, me vuelve loca, porque me recuerda todo el tiempo quien soy”.

La joven a la que una cámara la comenzó a seguir desde que tenía 9 años asegura que no sabe que es tener una vida normal, y que le resulta extraño que la gente la vea y actúe como si la conociera. En cuanto a lidiar con la fama Jenner sabe que es una cosa efímera y admite que no sabe llevarlo con naturalidad. “Veo a mi hermana [Kendall], junto a Bella [Hadid] y Hailey [Baldwin] y no sé cómo hacen para siempre lucir bien. Parece que nacieron para ello. Siempre se ven estupendas. A veces me gustaría ser como ellas, pero simplemente no es así”.