Notimex
Madrid, Esp.- El actor, director y productor de cine Edward James Olmos aseguró aquí que "hay más miedo hoy" a la comunidad latina en Estados Unidos porque es una población creciente y por lo tanto la discriminación es peor.
Olmos, emblema del cine "chicano", participa esta semana en Madrid en el Festival de Cine Latino de Los Angeles, con la proyección en Casa de América de cinco de sus películas y del realizador Robert M. Young.

En conferencia de prensa en compañía de Yong y de la peruana Marlene Dermer, directora del encuentro angelino, Olmos habló de la importancia del Séptimo Arte latino, del alcance que tiene y los obstáculos que ha enfrentado.

Consideró que es poco el cine de este sector de la población que se realiza actualmente en Estados Unidos, sumado a que hay cada vez menos salas que proyectan películas en español, 23 en total, contra 50 de hace 20 años.

Cuestionó que cómo es posible que la comunidad afroamericana, menor que la latina, tenga 17 por ciento de realizaciones en cine y televisión, mientras que esta última no llega ni al 2 por ciento.

"Es difícil, porque cada avance que hay las compañías deshacen esa fuerza sin que se sepa bien cómo. No nos quieren mucho las empresas, nos ayudan, pero el mínimo", explicó.

"La discriminación es peor ahora, porque crecemos en población 70 por ciento al año, mientras que las demás 5 por ciento", afirmó el actor de 61 años nacido en el este de Los Angeles y conocido por filmes como "Zoot Suite", "Stand and Deliver" y "American Me".

Mucho trabajo

Olmos explicó que su siguiente proyecto también tiene que ver con el cine chicano y está basado en el libro del escritor mexicano Carlos Fuentes, "La Frontera de Cristal", una co-producción de Estados Unidos y México en la que él participa como director.

Comentó que con Robert M. Young se revisan algunos proyectos futuros, pero no de historias chicanas, "sino de temas indígenas en el continente americano. Son planes importantes y muy interesantes a desarrollar".

Señaló que durante su estancia en este país analizará las posibilidades de ampliar el trabajo de co-producción Estados Unidos-México-España para realizaciones de cine latino, "que no se puede adelantar aún, pero sí estamos trabajando para desarrollarlos".

Explicó que en tanto, la función "es llevar el cine latino a todo el mundo posible, recibirlo en Los Angeles, tanto de temática chicana, como lo que realizan en países latinoamericanos, y en Europa donde hay jóvenes latinos haciendo cine".