Lourdes de Koster
El secretario general del SUTAUAAAN, Manuel de León Gámez, censuró la postura del rector Jorge Galo Medina Torres que anunció una investigación en torno a la entrega de incapacidades al personal académico de esta casa de estudios.
Dijo que finalmente en las oficinas centrales es donde se autorizan este tipo de beneficios laborales.

"Esta situación, la de las incapacidades, está dentro de la legalidad, esta posibilidad de enfermar sin asistir al trabajo la contempla tanto la normatividad de la administración como el contrato colectivo".

Vanguardia investigó el contenido de un documento enviado a esta redacción en el que explicó el procedimiento que usan quienes aparentemente justifican su invalidez.

Y el texto agrega: "Arturo Paz Góngora, más de 10 años de incapacitado y se le sigue pagando. Silvia Magdalena Rocha, más de cuatro años de incapacidades con intervalos en períodos de vacaciones. Qué caso tan raro de enfermedad, sólo en período de trabajo se incapacita (sic)".

Sobre el tema, el secretario general del sindicato que agrupa a los maestros de la UAAAN, sostuvo que ciertamente tanto Paz Góngora como Rocha están dentro de la Universidad y tienen sus derechos protegidos porque están haciendo uso de sus garantías laborales, pero no están fuera de la ley, "porque no están cobrando sin trabajar, porque ellos cumplen con obligaciones, no hay fraude".

Aunque desconoció el número de días que puede incapacitarse un trabajador, antes de iniciar un trámite de pensión el dirigente sindical aclaró que la expedición de este tipo de documentos que permiten que un sindicalizado se ausente de su área, es respaldado por médicos de la Clínica del Magisterio de la Sección 38 del SNTE.

"Con tal legalidad se ha hecho uso de este beneficio para estos dos trabajadores (Paz Góngora y Rocha) que la misma Universidad respalda y lo permite. no es un fraude", insistió.

Actualmente el SUTAUAAAN registra 700 trabajadores en campus Saltillo y Unidad Laguna.

y entre las enfermedades más frecuentes que presentan destacan las afecciones en vías respiratorias, hipertensión, cáncer y diabetes.

De acuerdo con lo que establece el Contrato Colectivo, cada profesor sindicalizado tiene derecho a solicitar 10 días de permiso económico al año, sin contar las fechas de vacaciones y fines de semana, e incluso la posibilidad de tramitar un permiso especial que nombra año sabático y que le permite a cualquier maestro ausentarse 365 días de las aulas de la Universidad.