Antonio Ruiz
Saltillo, Coah.- Con la debilidad con que actuaron en contra de los militares que agredieron a las sexoservidoras de Castaños, las autoridades dejaron entrever que los militares, como cualquier otro policía, podrán actuar en contra de los ciudadanos, porque pagando una fianza mínima son exonerados de toda responsabilidad, advirtió el obispo Raúl Vera López.
Sin embargo, el obispo Vera López anunció que con el apoyo de los organismos nacionales e internacionales demandará a las autoridades que se actúe más severamente contra el resto de los militares que atacaron a las sexoservidoras de Castaños el año pasado.

Lamentó que de los 20 militares que agredieron a las sexoservidoras, sólo tres fueron sentenciados a 21, 31 y 41 años de cárcel; uno con sólo 3 años y 2 más pasarán a ser juzgados por el Tribunal Militar.

Aseguró que hay una serie de irregularidades que de ninguna manera lleva a aceptar que se realizó un juicio justo, y consideró que es sumamente débil la sentencia.

"Lo débil de esta sentencia anima a los miembros del Ejército que están por todo el país haciendo de las suyas a seguirle, porque cuentan con instituciones de justicia que les van a perdonar todo.

"Además el mensaje que se le ha dado no sólo a Coahuila sino a toda la nación de: `Cuidado y con acusar a los militares de alguna agresión, porque los vamos a liberar'", aseguró.

Recordó que a dos días de que se dictó la sentencia a los militares visitó la zona de tolerancia de Castaños, y una de las personas que administra un centro nocturno dijo: "Vamos a esperar los abusos de los militares, pues cualquiera de ellos llegará a aquí y violará a quien sea, sin que sea sancionado".

Derechos

En otro orden de ideas, Vera López dio a conocer que un representante del Vaticano visitó México para que se respeten los derechos de la Iglesia.

Eso, porque México ha firmado documentos internacionales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto de San José, que es la Convención Americana de los Derechos Humanos para Defender la Libertad Religiosa.

Pero en el país no hay ninguna declarando prácticamente que el culto a Dios es una cuestión intimista y de conciencia individualista, aislada, que no tiene que ver con una asociación o con grupos, afirmó.