Lourdes de Koster
Saltillo, Coah.- El ex rector Luis Alberto Aguirre Uribe dijo que la auditoría que inició la administración central de la Narro no le "quita el sueño" y, al contrario, la revisión de las finanzas sólo comprobará la austeridad con la que operó la universidad durante su administración.
Aclaró que, en caso de haber observaciones, sería el actual rector Jorge Galo Medina Torres quien tendría que asumir la responsabilidad, "así como a mí me tocó responder por observaciones hechas a finanzas de ex rectores durante mi gestión".

El ahora maestro investigador dijo que se trata de una evaluación ordinaria que se practica en la universidad y que "definitivamente no arrojará anomalías".

Y agregó: "Yo estoy tranquilo con lo que se está haciendo con lo de las auditorías, pero también es lógico que algunas veces los resultados se retrasen y empiecen con quién sabe qué y que hay pendientes y esas cosas. Eso es normal".

Aguirre Uribe, quien encabezó la Rectoría de 2002 a 2006, recordó que incluso cuando estuvo al frente de la casa de estudios recibió en varias ocasiones al personal de la Auditoría Superior de la Federación.

Aclaró que las revisiones correspondían a periodos en los que no era el rector; sin embargo, tuvo que responder y aclarar las cosas. "Como rector soy obligado solidario y me tocó aclarar muchas cosas".