Fabián W. Waintal
El actor prefiere contestar siempre en broma, pero sí toma su carrera con gran profesionalismo
En pleno Festival Internacional de Cine en Toronto, George Clooney brilló como una superestrella, gracias a los flashes y cámaras que no paraban de apuntarlo en cada paso que daba por la ciudad donde estrenó barba y nueva película, "Michael Clayton".

Y al son del clic de las cámaras que no dejaron de disparar, las puertas del Hotel Four Seasons de Toronto se cerraron sólo para él, para que otro clic de una grabadora suene como testigo de una entrevista donde prevalecen las respuestas en broma. Así es George Clooney. No le gusta que lo tomen demasiado en serio.

-¿Cuando filma una película agrega alguna frase suya? ¿Podemos conocer un poco de George Clooney viendo una película como "Michael Clayton"?-

"No. Me gustaría llevarme el crédito por todo lo que dije, pero creo que no cambié una sola palabra. Cuando un guión está muy bien escrito, todo es mucho más fácil. Si el libro no es bueno entonces hay que encontrar alguna frase que lo haga funcionar. Pero esta película traté de interpretarla tal cual como estaba escrita, para aprovechar al máximo el material que me habían dado".

-¿De verdad no se parece en nada al personaje de Michael Clayton?-

"Tenemos la misma altura... Uno siempre trata de evitar los parecidos y probablemente no lo logre. La solución está en encontrar una interpretación que sea completamente diferente a las anteriores. No sé. Lo gracioso es que uno puede ser muy bueno en cine, si los guiones y los directores son buenos, así como también te puede ir muy mal en cine de la otra forma. Sinceramente, lo importante para un actor son las decisiones que toma. Yo mismo he visto actores que mejoraron en ciertos trabajos, pero al final, si no cuentas con un buen guión y un buen director, no hay nada que puedas hacer. Y eso es lo importante".

-¿Se inspiró en algún abogado en particular? ¿Está preparado para las demandas?-

"Hay cuatro o cinco abogados que seguro se llaman Michael Clay-ton y ya me escribirán alguna carta. No van a estar para nada emocionados y seguro van a demandarme".

-¿El estatus de superestrella no se interpone a veces con sus películas? ¿Se preocupa porque la gente se olvide de George Clooney y crea en un personaje completamente diferente en cine?-

"No creo que existan hoy, porque terminaron con la llegada de la televisión, pero estrellas de cine eran Clark Gable, Spencer Tracy, Bogart. Ellos siempre se interpretaban a sí mismos en todas sus películas. Los conocíamos así. Era Laurence Olivier el que interpretaba personajes diferentes. Pero no lo identificábamos tanto como lo hacíamos con Spencer Tracy o Clark Gable y Cary Grant o Gregory Peck. Lo malo es que hoy se mistifica mucho más porque también hay muchos más medios periodísticos. Y así es que también hay celebridades que realmente no hacen nada y son famosos igual".

-¿Algún ejemplo?-

"No... Bueno, Brad Pitt. (Risas)".

-Siendo tan amigo de Brad Pitt o Matt Damon, ¿no compiten entre ustedes por un buen guión o la mejor recaudación?-
"Nunca competimos entre amigos. Nunca. Es algo extraño, pero en parte uno trata de evitar la competencia, porque el arte no se puede comparar. Por eso no existe la competencia. (Riéndose) La única competencia la tengo con Matt Damon, me gustaría darle una buena patada en el trasero".

-¿Y el Oscar o los Festivales de Cine no son competencias? ¿No aceptaría formar parte de un jurado en algún festival de cine como el de Toronto?-

"Eso significa que debería ver demasiadas películas. Nunca antes lo he hecho y es una idea interesante. Recién entonces voy a poder comparar arte. Nunca me lo pidieron. No deben pensar que sea lo suficientemente inteligente (guiña un ojo)".

-¿Si tuviera que juzgar alguna película de Brad Pitt, por ejemplo? ¿Cuál elegiría?-

"`Johnny Suede' (ríe). Te voy a decir la verdad. Brad es un actor realmente grandioso y la gente no lo dice muy a menudo. Lo que hizo con la película `Snatch' es fenomenal. Deberían haberlo nominado al Oscar. Ahora mismo estoy trabajando con él en una película de los hermanos Cohen y me mata porque Brad se roba la película y quiero asesinarlo".

-¿Está conforme con la respuesta que logró para llamar la atención mundial con el conflicto político de Sudán en la región de Dafur? Justo en frente del hotel, en el Museo más importante de Toronto hay una exhibición con fotos terribles de la guerra civil que lleva cuatro años-.
"Es un momento difícil, ahora también está respondiendo China. Hubo una reunión muy interesante con el Papa. Yo prefiero que la gente hable aunque sea para criticar. Por primera vez, tenemos la oportunidad de hacer historia no sólo con el gobierno actual, sino con los diferentes bandos políticos. Es una oportunidad, no muy buena, pero es la primera".

-¿Temas como este pueden llevarse al cine sin tomar partido? ¿A menudo le llegan guiones de este estilo?-

"Me llegan bastantes. Pero la verdad es que es muy difícil. No se puede hablar demasiado en cine, porque se toman dos años escribir un guión y filmar la película. Para el momento en que se estrena un tema así, ya es demasiado tarde. Y usualmente, las películas que predican sobre cualquier tema interesante tienden a perder y por eso hay que buscar otra forma de llamar la atención".

Manteniendo calidad a la par del plano comercial, Clooney siguió filmando producciones independientes como "¿Dónde Estás Hermano?" mientras recaudaba 183 mdd con "Tormenta Perfecta", con la misma facilidad que lograba unir súper figuras en "La Nueva Gran Estafa", mientras filmaba con el mismo director Steven Soderbergh un fracaso como "Solaris", que apenas recaudó 15 mdd frente a un costo de producción de 47 millones.

Con la película

"Buenas Noches y Buena Surte", Clooney apenas cobró un dólar, pero ganó más cuando por la misma película lo nominaron al Oscar como Mejor Director y Mejor Guión Original.

El premiodel Oscar lo ganó el mismo año, con otra película de éxito comercial como "Syriana" y desde aquel entonces, se resiste a generar ninguna producción que no tenga cierto nivel de calidad, tratando por todos los medios de recuperar el buen cine de Hollywood, como ahora lo intenta con "Michael Clayton".

-¿Qué decisión influye para aceptar una película por encima de otra?-

"Las decisiones que se toman por un factor moral siempre son interesantes para contar. Ese estilo de cine se ha hecho por años y justamente se hace porque todos sospechamos de las corporaciones en Estados Unidos, por buenas razones. Tal vez por eso yo también me identifico. La verdad es que en Hollywood es muy difícil encontrar un buen guión. Todos creen que existen, pero no es verdad. `Michael Clayton' es un buen guión. Y cuando lo lees, es inevitable pensar `esta película hay que hacerla'".

La película "Michael Clayton" muestra un lema por encima del póster de promoción: "La verdad puede ser ajustada". Y de eso se trata su personaje que también le da el título a la película, interpretando un ex abogado criminal que se encarga del peor trabajo dentro de una corporación legal de Nueva York, "arreglando" los casos que otros no pueden solucionar.
-¿Qué escena de "Michael Clayton" le gustó más?-

"La escena de amor con Tilda era tan buena (bromea, claro). En los ensayos ella golpeaba la puerta de mi camerino diciendo que venía a ensayar la escena de amor (sigue riendo)".

-¿Sin contar el final, cómo fue que se les ocurrió?-

"Uno pasa por la vida tratando de encontrar el perfecto final como en `El Graduado' donde uno se pregunta lo que pudo haber pasado después. Cuando filmamos esa escena, le comenté al director que estaba imaginándome la película en mi cabeza, como viendo los títulos del final".
-En los créditos de la película figura su nombre también como productor ejecutivo. ¿Cuál fue su trabajo en ese rol?-

"Es importante destacar y es algo que ya lo sabes, pero a veces se pierde en la traducción. El productor ejecutivo en cine no produce la película. El que trabaja es el productor, consiguiendo los fondos económicos y trabajando día a día. Por eso, si una película gana el Oscar, el productor recibe el Oscar. El trabajo del productor ejecutivo es cuidar que no los noqueen en el camino. Por eso, todo mi trabajo fue asegurarme que se concrete la visión del director en la mejor forma posible.".

Uno de los solteros más codiciados de Hollywood, George Clooney, en verdad estuvo casado al menos una vez con Talia Balsam un año mayor que él.

Se habían casado en 1989, después que George se peleó con Kelly Preston (actual esposa de John Travolta). Pero desde el divorcio con Talia, George prometió no volver a casarse. Nicole Kidman le apostó 10 mil dólares asegurando que se casaría antes de los 40 y hasta le envió el cheque el día de su cumpleaños, aunque se comenta que él se lo devolvió con el mensaje "doble o nada cuando cumpla 50".

Entre otras relaciones, Cloney fue novio de Renée Zellweger y la locutora Mariella Frostrup, pero él prefiere evitar esos temas.

Y cuando le preguntamos sobre la relación que hoy tiene con Sarah Larson insiste respondiendo con: "¿Cuándo en mi vida contesté una pregunta personal?", pidiendo enseguida: "La próxima pregunta, por favor".

¿Cuenta con algún diseñador de moda favorito?-

"Para serte sincero, yo jamás me incliné por algún diseñador de moda. Cuando en la alfombra roja me preguntan lo que visto, yo digo `Un traje', porque no es mi estilo".

-¿Hay alguna película que lo haya hecho llorar alguna vez?-

"¿Qué película me hace llorar? El estreno de `Batman y Robin'. Lloré tanto... Hubo un par de momentos en `The Peacemaker' donde también lloré, al principio y al final".



George Clooney
El actor ya tiene un lugar muy bien ganado, pero eso no le garantiza grandes sueldos.

2007: "Ahora son 13": 15 mdd.
2005: "Syriana": 350 mil dólares.
2005: "Buenas Noches y Buena Surte": un dólar (sí, un dólar).
2003: "Intolerable Cruelty": 15 mdd.
2001: "La Nueva Gran Estafa": 20 mdd.
2000: "The Perfect Storm": 8 mdd.
1999: "Three Kings": 5 mdd.
1998: "Out of Sight": 10 mdd.
1997: "Batman y Robin": 10 mdd.
1996: "One Fine Day": 3 mdd.
1996: "From Dusk Till Dawn": 250 mil dólares.