Jesús Jiménez Alvarez
`En mi caso voy a cerrar pronto varias de mis empresas, porque con estos nuevos impuestos, no tiene objeto estar trabajando': Rodolfo Garza Cavazos. Esta es una forma de promover la informalidad o la promoción de amparos de parte del sector empresarial, al ser esta sólo una medida recaudatoria
Como "un verdadero atentado contra las empresas y el empleo, la `peor estupidez' del Poder Legislativo, y una falta de valor del Gobierno Federal para enfrentar el problema y la crítica social de implantar un IVA generalizado", fue calificada la reforma fiscal por el empresario saltillense Rodolfo Garza Cavazos.

"La reforma afectará a una gran cantidad de empresas y entre ellas resultarán más impactadas las del ramo agropecuario, que vieron retiradas todas las facilidades fiscales que tenían, en una situación que va directamente en contra del empleo, porque definitivamente tendremos que cerrar", explicó.

Consideró las modificaciones como "la peor estupidez que haya llevado a cabo algún poder legislativo, obviamente sugerida por el Ejecutivo, pero lo considero una falta de valor para enfrentar una economía de un país serio, que necesita de un IVA generalizado.

"En mi caso -agregó- voy a cerrar varias empresas pronto, porque no tiene objeto estar trabajando, y por lo tanto me gustaría donárselas al señor (Agustín) Carstens, para que venga a manejarlas, y a ver si es capaz de mantenerlas y de preservar el empleo con estos nuevos impuestos y con los que ya había, para ver si es capaz de salir del problema".

Dijo que es muy dramático darse cuenta de la forma como se pusieron de acuerdo legisladores del PRI, PAN y PRD "para irse a lo fácil" y contra las empresas ya establecidas, sin recapacitar que somos generadores de empleo, de riqueza, pero sobre todo de certidumbre para cientos y cientos de familias".

Expuso que la promesa de ampliar la base de contribuyentes para generar mayor recaudación "quedó como todas las promesas que se dan en la política, en puras habladas, y están atentando contra la misma empresa organizada, a la que ya tenían controlada, sin detenerse a pensar que van a dejar sin trabajo a muchísima gente".

Buscarán amparos

Por su parte, los empresarios llaguneros agrupados en el CLIP señalaron que la aprobación de la Reforma Fiscal afectará en el bajo volumen de venta, en la utilidad y en la generación de empleos.
Según Víctor Tumoine Villarreal, presidente del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada, esta es una forma de promover la informalidad, o en su caso, la promoción de amparos de parte del sector empresarial, al ser esta medida únicamente recaudatoria.

Esto fue expresado por los empresarios frente a diputados federales hace tres meses, pero "nosotros queremos reformas que vayan enfocadas hacia la productividad de las empresas y ampliar la base gravable, pero los diputados que asistieron al foro, nos oyeron pero no nos hicieron caso".

Dijo además que "se vislumbra ya una gran problemática con la recesión económica derivada del problema de las hipotecas, donde el Gobierno Federal de Estados Unidos inyectó 35 mil millones de dólares al sistema hipotecario para detener la recesión que se espera".

Visualizó que el consumo de los americanos y las exportaciones van a disminuir, cayendo las ventas, los ingresos, y aún hay que pagar impuestos, complicando la subsistencia para las empresas mexicanas con las nuevas reformas fiscales, de tal manera que cuando los empresarios empiecen a cerrar sus puertas, se verán afectados los trabajadores en general.