Lourdes de Koster
El párroco Pedro Pantoja Arreola, coordinador de la Casa del Migrante en Saltillo, dijo que las declaraciones hechas por el funcionario de la empresa Kansas City Southern de México son sumamente ofensivas y criminalizadoras.
"Los mara salvatrucha caminan por donde están los policías y donde están los vagones de los trenes en donde asaltan los migrantes; los mara se confunden con autoridades corruptas y con los polleros", dijo molesto.

Es poco humanista esta expresión, porque encierra en una grave acusación un trabajo que es muy serio y muy profesional. "Lo que queremos es que nos pruebe lo que está diciendo y cualquier casa del migrante está abierta para contestar cualquier cuestionamiento", agregó.

Vanguardia publicó que aparentemente la Iglesia Católica está sirviendo de refugio y apoyando indocumentados de la Mara Salvatrucha, porque utilizan las Casas del Migrante como estaciones, explicó el director de Protección Ferroviaria de Kansas City Southern de México, James Kniestedt.

Lo anterior generó la inconformidad de la Diócesis de Saltillo que lanzó un llamado a la conciencia para que la ciudadanía no caiga en este juego y en esta confusión. "Me parecen declaraciones ofensivas y sumamente criminalizadora, definitivamente estas personas de la empresa del ferrocarril están en contra de la seguridad de las personas vulnerables, como lo son los migrantes", enfatizó.

Pedro Pantoja, quien durante décadas ha defendido a los migrantes, retó al funcionario de la empresa Kansas City a comprobar su dicho. "Cualquier Casa del Migrante está abierta para poder contestar en cuanto a sus estructuras, reglamentos y actitudes a favor de estas personas perseguidas".

Finalmente, indicó que las acusaciones de James Kniestedt llevan un fondo, porque busca desprestigiar este trabajo a favor de los derechos humanos, así como la labor de los organismos nacionales e internacionales que protegen a la gente vulnerable de todo el mundo.