Lourdes de Koster
Saltillo, Coah.- De las 20 muestras que se tomaron en San Antonio de Acatita, en Ramos Arizpe, sólo cuatro resultaron positivas a las pruebas de dengue clásico, dijo Francisco Elizalde Herrera, subsecretario de Salud.
El médico destacó que pese a que en la mayor parte del país se han reportado brotes de este vector, en Coahuila la situación permanece controlada.

En el caso de San Antonio de Acatita -que Vanguardia documentó hace algunas semanas- los reportes de dengue llegaron a la Secretaría de Salud a través del IMSS Oportunidades. El dato que se entregó inicialmente reveló que había 22 casos con síntomas del dengue.

Desde hace dos semanas la SS hizo estudios epidemiológicos y se encontró que la mayoría de los pacientes no tenían dengue, sino salmonela y brucela, aunque hubo cuatro casos de dengue clásico.

"Cuatro casos positivos al dengue clásico y 16 fueron negativos, pero sí hubo dengue que ya estamos erradicado en esta población", dijo.

Reveló que de los cuatro casos positivos hay quienes viven en Monterrey o que trabajan en esta ciudad.

"Existe una situación que se llama de generación espontánea que desde hace más de 200 años demostró que no había generación espontánea, entonces obviamente esto trae aparejado el pensar que ya venían infectados de Monterrey", afirmó.

El personal de la dependencia acudió a esta comunidad, se fumigó y se aplicó abate en los depósitos -se trata de una insecticida en forma de tableta que se coloca en los lugares de almacenamiento del agua para eliminar las larvas del Aedes aegypti.

Eliminado las larvas se tiene un 70 por ciento de posibilidades de que la población de moscos disminuya y a su vez existan menos posibilidades de transmisión.