Mayté Parro Ruiz
Monclova, Coah.- Oculta en unas gafas negras y cubriendo su larga melena con una gorra rosa, "Paty" una de las 14 sexoservidoras violadas y ultrajadas por militares en la zona de Tolerancia de Castaños, dijo que no estarán en paz y que seguirán su lucha hasta ver condenados a prisión a todos sus atacantes.
Enfurecida por las cinco condenas absolutorias dictadas por el juez penal a favor de los militares, "Paty" indicó que todos cometieron el delito por lo que todos deberían pagarlo.

"La justicia fue a medias; no es lo que esperábamos, deseamos que todos sean condenados a prisión y que se encuentre a los que siguen prófugos", dijo.

Admitió que la desunión de las víctimas ayudó a los soldados a salir de prisión, pero que ahora estarán más unidas para que los liberados regresen tras las rejas.