LA PAZ, BOLIVIA.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, proclamó ayer en la región cocalera del Chapare (centro) que "¡viva la coca!" y que "¡mueran los yanquis!" y aseguró que el embajador de Estados Unidos en La Paz, Philip Goldberg, tiene prohibido ingresar al Palacio de Gobierno.
"¡Causachum coca! ¡wañuchun yanquis!" (viva la coca, mueran los yanquis) afirmó Morales a grito pelado, repitiendo en lengua quechua la proclama de guerra de los cultivadores de coca.

El Mandatario boliviano lanzó el duro ataque contra Estados Unidos en la comarca de Chimoré, durante la clausura de un encuentro mundial de indígenas.

Morales aseguró además que el embajador de Washington en La Paz, Philip Goldberg, debe pedir disculpas al pueblo boliviano por señalar irónicamente que no descartaba que Evo pida el cambio de sede de Disneylanda. tras reclamar el cambio de sede de las Naciones Unidas.

"Si no pide perdón al pueblo boliviano, al Evo Morales, mientras (yo) esté de presidente, el embajador no tiene pisada en (el presidencial) palacio (Quemado), no es interlocutor válido", dijo Morales.

Goldberg señaló días atrás que mandó una nota aclaratoria a la Cancillería boliviana por sus comentarios y que -en su opinión- el incidente entre La Paz y Washington había sido superado.

Las relaciones boliviano-estadounidenses se mantienen ríspidas desde que Morales llegó al poder en enero de 2006.