Redacción
Silent Hill es una de las sagas más respetadas y exitosas de los últimos años. Su nacimiento en 1999 fue el pistoletazo de salida para toda una serie de títulos dentro del género survival horror que optaban por un acercamiento más psicológico y terrorífico, algo más alejado de la acción y más centrado en la exploración y la resolución de puzzles.
Con el reciente anuncio de la quinta entrega por parte de Konami, y la publicación de las primeras informaciones sobre el juego se cerraba una larga fila de rumores y habladurías sobre Silent Hill V, y sobre lo que rodeaba a su, hasta entonces, misterioso argumento.

Silent Hill V pretende ser una vuelta a los orígenes de la saga, tras la cuarta entrega que se desmarcó de forma muy importante de los estándares pasados.

Si bien The Room era un notable survival horror, lo cierto es que su nulo respeto por los elementos característicos de Silent Hill le granjeó una mala fama.

Sí que promete

Viendo los primeros contenidos del título resulta admirable como el estudio ha sabido capturar toda la esencia de Silent Hill en lo visual, y como la ha enriquecido bebiendo de algunos aspectos del filme que sobre el videojuego realizó Christopher Gans en 2006. Los detalles como las transiciones entre el mundo real y el de pesadilla están tomados directamente de la reciente película, con las paredes deshaciéndose en pequeños fragmentos y volando hacia el techo.

No obstante se están respetando también los filtros de color característicos de la saga, aunque en esta quinta entrega quizá se está optando por acentuar más los tonos ocres y rojizos. Pero desde luego lo que sigue presente son los toscos paisajes industriales, la maquinaria oxidada, las paredes desconchadas.

Tanto su realización técnica y gráfica, como el argumento o el mismo desarrollo del juego, prometen llevar a este nuevo Silent Hill V un paso más allá dentro de la nueva generación de consolas, pero tampoco podemos olvidar un factor que siempre ha jugado un papel fundamental en la característica e inconfundible ambientación de la saga, su banda sonora, que en esta ocasión volverá a ser responsabilidad del afamado compositor Akira Yamaoka.

Silent Hill V se presenta con todas estas mejoras gráficas, tecnológicas y jugables, como un episodio imprescindible en la fascinante saga de terror. La escasez de juegos de temática "survival horror" en la nueva generación, y la habitual línea de calidad de las series aseguran un producto prometedor.


Eileen y ahora Elle

Una nueva protagonista

Elle es la presencia femenina de Silent Hill V, y será acompañante de Alex en determinados tramos de la aventura. Pese a que todavIa no se nos ha aclarado si estará dirigida por la inteligencia artificial o si será un personaje controlable por el jugador. Esta chica comparte con Alex un pasado amoroso en común, y según palabras de The Collective, hay un ¡riesgo! potencial de que el amor vuelva a surgir.