Santiago de Chile, Chile.- Los 154 náufragos del crucero "Explorer", que colisionó con un iceberg en la madrugada de este viernes en el Océano Antártico, desembarcaron hoy en la base chilena "Eduardo Frei" y se encuentran en buen estado de salud, dijeron a Efe fuentes de la Marina chilena.
El desembarco comenzó pasadas las 21.30 GMT de este viernes en botes Zodiac y la operación de rescate fue apoyada y coordinada por la Marina y por la Fuerza Aérea chilena, que desde la base "Frei" apoyó con helicópteros la maniobra.

El teniente Carlos Palacios Vera, de Relaciones Públicas de la III Zona Naval de Punta Arenas, en el sur de Chile, precisó que 84 de los rescatados serán alojados en tres lugares de la base chilena "Frei": el gimnasio, la hostería y la base "Escudero", mientras que los restantes se quedarán en la base uruguaya de "Artigas".

Destacó que los náufragos "están bien y sin mayores problemas" y explicó que el desembarco fue posible gracias a que mejoraron las condiciones del tiempo.

El "Nordnorge", que rescató a los 100 pasajeros y 54 tripulantes del barco accidentado, recaló pasadas las 19.00 GMT en la bahía Fildes, frente a la base chilena "Frei", pero las malas condiciones del tiempo en la zona hicieron, en un principio, imposible su desembarco.

En un comunicado la Marina chilena señaló que cerca de las 18.30 GMT el "Explorer", de bandera liberiana, se hundió y que intentarán "rescatar algunos restos y balsas que se encuentran a la deriva".

Además, precisó que los pasajeros, de entre 40 y 70 años, proceden del Reino Unido, Holanda, Canadá, Australia, EU, Bélgica, Irlanda, Dinamarca, Suiza, Alemania, Francia, Colombia, Argentina, Suecia y China, mientras en la tripulación hay suecos, filipinos, neozelandeses, búlgaros y polacos.