París, Francia-. Un total de 423 personas fueron detenidas en varios países asiáticos en una operación coordinada por la Interpol contra una red de crimen organizado dedicada a las apuestas ilegales de fútbol, a la que se incautaron más de 680 millones de dólares.
Los agentes cerraron 272 locales subterráneos dedicados a este negocio fraudulento, según un comunicado de la Interpol divulgado en Lyon (sureste francés), donde tiene su sede.

"Las apuestas ilegales de fútbol no sólo son un delito por sí mismas, sino que a menudo están relacionadas con casos de corrupción, blanqueo de dinero y prostitución, lo que genera beneficios masivos", declaró el director de Servicios Policiales de la organización, Jean-Michel Louboutin.

La operación fue lanzada el pasado junio con una reunión en Bangkok entre representantes de la Interpol y de cuerpos policiales de China, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Las detenciones se practicaron entre octubre y mediados de noviembre y los agentes se incautaron además de ordenadores, tarjetas de crédito, teléfonos portátiles y automóviles.