El Universal
En el último año y medio, el sector restaurantero ha perdido al menos cuatro mil empleos y más de 40% de los negocios han cerrado a causa de la delincuencia
CIUDAD JUAREZ.- En el último año y medio, el sector restaurantero ha perdido al menos cuatro mil empleos y más de 40% de los negocios han cerrado a causa de la delincuencia, informó el líder de ese sector, Federico Ziga.

El presidente local de la Cámara de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) afirmó en entrevista que el secuestro, el robo y la extorsión hacen prácticamente inoperantes a los restaurantes.

Afirmó que más de 80% de los comercios pagan la extorsión que cobran los delincuentes y cuyos costos van de 500 a cinco mil pesos, dependiendo el tamaño del negocio y por esto el cierre de muchos de ellos.

Sostuvo que las cifras oficiales sobre el cierre de restaurantes son maquilladas, la realidad es que más de 40% de los más de 400 negocios afiliados a la Canirac y otros tantos comercios pequeños de comida han cerrado.

Por toda la ciudad se ven negocios de comida cerrados y eso se debe a que es insostenible mantenerse trabajando para pagar a la delincuencia organizada.

Federico Ziga explicó que las cifras de las autoridades difieren porque los restauranteros no se atreven a denunciar, pues saben sobre la capacidad de la delincuencia en tecnología, información, logística y armamento.

Además consideró insensible la medida de decretar la 'ley seca' para los comicios del domingo, la cual afectará aún más la ya de por sí maltrecha economía de muchos restaurantes.

Consideró excesivo que la medida se aplique desde las 16:00 horas del sábado, hasta las 9:00 horas del lunes, pues las actividades de bares y restaurantes no interferirían, de cualquier modo, con las elecciones.