Foto: Vanguardia/ Archivo
Excélsior
Según datos recabados por la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos, en los últimos años han desaparecido 75 mil menores; el crimen organizado penetra hasta en las rancherías para sustraerlos con fines de explotación sexual
CIUDAD DE MÉXICO.- En los últimos cinco años la Procuraduría General de la República (PGR) tiene reportados como robados o desaparecidos a 75 mil niños, es decir 41 en promedio cada día, de los cuales se ha logrado recuperar a 30 mil, que equivalen a 40%.

De acuerdo con datos recabados por la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos, el crimen organizado penetra hasta en las rancherías para robarse a niños y niñas, los cuales vende a redes de pederastas con fines de explotación sexual.

Aun cuando el problema del narcotráfico es de alta prioridad para las autoridades, en México el fenómeno en el cual niños son arrebatados de su familia y utilizados con fines de adopción ilegal, tráfico de infantes,  prostitución infantil o para ser explotados laboralmente es altamente preocupante.

Al menos así lo deja ver la Fundación, que nació en 1997 como respuesta a la problemática social del robo, extravío, explotación y desaparición de menores en nuestro país,  y la cual se encarga de brindar apoyo a las familias que han sufrido el robo, extravío o desaparición de alguno de sus hijos para orientarlos y lograr su recuperación.

"Hacemos todo lo humanamente posible para recuperar a estos pequeños y regresarlos a sus casas. Una vez recuperados, les brindamos gratuitamente terapia física y sicológica, así como a sus familias", explicó la vocera de la Fundación, Lourdes Begné.

Los logros

La Fundación, de carácter asistencial, busca reintegrar a los menores a sus hogares, apoyándose de investigaciones que ayuden a localizarlos; este apoyo e investigaciones son sin costo alguno, ya que la institución recurre a donativos de personas, empresas y organizaciones que desean ayudar a su labor.

"De cada diez casos (que llegan a la institución) logramos recuperar sólo a uno. Es muy complicado, pero estamos luchando por la cultura de la prevención con nuestra cartilla y dando cursos a los niños para evitar que se los roben", expuso Begné.

De hecho, para la Fundación el rescate de niños al año es muy variable; se encuentra en un rango de entre 150 y 300 niños. "Esto depende de la ayuda que se reciba por parte de las familias y personas. El tiempo que se tarda en recuperar al desaparecido, también depende de la ayuda que reciba la Fundación por parte de la gente", señala.

Apenas el martes pasado fue encontrada una niña de 13 años que fue secuestrada y ahora se encuentra en recuperación sicológica.

Otro de los últimos casos más sonados fue el rescate de 15 niñas que robaron y prostituyeron en un penal. También se logró la recuperación el 5 de junio pasado de la menor Alejandra "Ch", de 12 años, desaparecida el 4 de junio del 2011 como consecuencia de contactos que estableció a través de las redes sociales.

Para recuperar a los niños la PGR ocupa varios métodos, y uno de ellos es tomar cabellos de los desaparecidos para sacar el ADN; a partir de ahí, la Fundación comienza a distribuir folletos, boletines, anuncios en radio y televisión, así como correos electrónicos, para anunciar la desaparición.

En esa parte la ayuda de las personas es vital, ya que son los que mencionan haber visto al desaparecido.

Colaboración

En cuanto tienen información, la comparten con la Interpol, la PGR y el Ejército, ya que la Fundación no puede entrar al lugar donde tienen a los desaparecidos por falta de autoridad.

Pero de esa manera es como se van recuperando a los niños.

Además de contar con el apoyo del Ejército, la Interpol y la PGR, dicha institución también cuenta con la ayuda de diferentes organizaciones, como el CRIT, además de sicólogos y siquiatras por medio de voluntariado.

Además de contribuir al combate del crimen organizado que afecta a la niñez mexicana, la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos, IAP, pugna por reformas legales que favorezcan su seguridad y colabora también con organizaciones de otros países para crear una red internacional que proteja a la niñez del mundo.

La Fundación cuenta actualmente con oficinas en el Distrito Federal y con la primera delegación en el estado de Veracruz, con sede en la ciudad de Orizaba, y próximamente en Los Cabos, Baja California Sur, para atender la problemática en la zona norte del país.

También se auxilia de la página de Internet www.ninosrobados.org.mx para brindar información y establecer sus contactos.

En cuanto a los donativos que recibe, la Fundación está autorizada por la Secretaría de Hacienda para proporcionar recibos deducibles de impuestos.