Foto: Agencias
FOROtv
Un comando armado irrumpe en el Casino Royale, en Monterrey, Nuevo León, dispara y rocía gasolina en el área del Bingo; se han recuperado 51 cuerpos
CIUDAD DE MÉXICO.- Horas de angustia se vivieron la tarde de este jueves en Monterrey: alrededor de las 15:50 horas un comando de varios sujetos irrumpió en el Casino Royale de la capital de Nuevo León,  los sujetos accionaron sus armas y rociaron gasolina en el área del Bingo de este centro de apuestas.

"Yo venía a agarrar el camión aquí, cuando escuché como que explotó algo, y ya me regresé y me dio miedo; de hecho me vine y dije: voy a agarrar el camión aquí, y cuando de repente pum, explotó y se empezó a incendiar todo", relató un testigo de los hechos.

En entrevista con Televisa Monterrey, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, informó que son más de 40 las víctimas mortales.  Además, informó que el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, viajó a la entidad para encabezar las investigaciones que permitan dar con los culpables.

El gobernador también informó que en el ataque particiapron seis hombres que llegaron a bordo de dos autos, quienes participaron en el incendio del inmueble.

Alrededor de las 22 horas, Alfredo Jiménez, corresponsal de Televisa en Monterrey, informó que ya se contabilizaban 51 muertos y se temía que la cifra pudiera aumentar.

Más de un centenar de bomberos y de Protección Civil de la zona metropolitana de Monterrey trabajaron durante horas para sofocar el incendio y fue necesario utilizar maquinaria pesada para hacer boquetes en los muros del Casino Royale.

Personal del Ejército Mexicano arribó al lugar para resguardar la zona, mientras que los lesionados fueron trasladados a diversos nosocomios de la Monterrey.

Hasta el casino llegaron familiares de las víctimas del atentado.

"Estaba ella trabajando en el casino, pero ahorita no sabemos nada de ella... en las noticias se ve todo y al prender la tele nos dimos cuenta... -¿de dónde viene? de aquí de San Pedro, ahorita no podemos hacer nada, no nos dejan acercar para allá", explicó un familiar de una trabajadora del casino.

Las avenidas Jesús María Fernández y San Jerónimo fueron cerradas al tránsito vehicular para facilitar las labores de emergencia.

Al lugar de los hechos acudió el procurador estatal, Adrián de la Garza, quien confirmó más de 40 muertes y "sin embargo, podrá subir el número de víctimas", dijo.

En su cuenta de Twitter, el presidente Felipe Calderón comento: "Con profunda consternación expreso mi solidaridad con Nuevo León y con las víctimas del aberrante acto de terror y de barbarie".

Por su parte el secretario de Salud, Francisco González, informó que ocho personas fueron trasladadas a hospitales del IMSS y del ISSSTE, mientras que dos personas fueron atendidos en el lugar.

Jorge Camacho, director de Protección Civil, explicó que al oir las detionaciones las personas se refugiaron en los baños y oficinas, en vez de usar las salidas de emergencia, hasta donde los alcanzó el fuego.