LA JORNADA
México, D.F. .- Ante la posibilidad de que el 65 por ciento de los mexicanos gasten entre 300 y 500 pesos para celebrar el Día del amor y la amistad en productos y servicios, la Profeco iniciará a partir de este miércoles un operativo de verificación y vigilancia evitar que los consumidores sean víctimas de abusos.
La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó un sondeo entre 620 personas de todo el país, para conocer la asiduidad a festejar el Día de San Valentín y la cantidad de recursos que están dispuestos a gastar por esa ocasión.

Los resultados reflejaron que el 65 por ciento de los encuestados sí festejará; el 23.1 por ciento aseguró que no lo hará y el resto se ubicó en el rango de los indecisos.

El gasto fluctuará entre los 300 y 500 pesos dependiendo de la forma de festejo, ya que el 37.4 por ciento de los encuestado comprarán algún obsequio; el 23.7 por ciento acudirá a algún restaurante y el 7.5 por ciento irá al cine o al teatro.

Asimismo la Profeco realizó un sondeo en 156 negocios y 16 plazas comerciales de la ciudad de México para registrar su comportamiento con motivo del festejo del 14 febrero, y detectó que de acuerdo con datos de los locatarios el consumo se incrementa en 48.7 por ciento un fin de semana antes de la fecha, y en 54.5 por ciento un día antes.

El 60.3 por ciento de los negocios ofrecerán promociones o descuentos; el 51.1 por ciento sólo descuentos; el 35.4 por ciento de esas promociones serán del 10 ó 20 por ciento.

Ante estas y otras promesas para atraer consumidores, la Profeco iniciará a partir de este 13 de febrero un operativo de verificación y vigilancia para comprobar que los prestadores de servicios cumplan con lo ofrecido, que no incurran en abusos o discriminación, y que los productos en venta cumplan con las normas oficiales mexicanas.

Las inspecciones abarcarán tiendas de autoservicio y departamentales, comercializadores y distribuidores ubicados en plazas y centros comerciales; se pondrá especial atención en quienes vendan perfumes, cosméticos, chocolates, dulces, muñecos de peluche, ropa, flores, discos, pero también en servicios como hoteles, moteles, estacionamientos, restaurantes, bares y discotecas.