Foto: Especial
El Universal
Alfonso Rodríguez López, académico de la UAEM, dijo que deben considerarse programas de estudios curriculares y asignaturas relacionadas con la Arquitectura Social, lo que puede resultar atractivo para el sector privado y en beneficio de familias de escasos recursos
Toluca.- "Alrededor de dos terceras partes de las casas habitación del país son habitadas por familias de escasos recursos, las cuales, fueron construidas sin ningún tipo de apoyo", enfatizó Alfonso Rodríguez López, académico de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), quien además, aseguró que alrededor de un 70 por ciento de estas familias edificaron sus viviendas sobre suelo irregular.

Luego de considerar que esto es consecuencia de la imposibilidad de la mayoría de la población para acceder a suelo urbano y vivienda, Rodríguez López sostuvo que el procedimiento correctivo de la regularización de la tenencia de la tierra ya agotó sus expectativas.

"Por lo que es conveniente sustituirlo por uno preventivo, el cual permita la participación planificada de actores y factores que intervienen en la problemática, como ingenieros y arquitectos, que pueden realizar trabajos de levantamiento topográfico del proyecto y traza urbana, de los proyectos de obras, de equipamiento e infraestructura urbana, entre otros".

Deben considerarse, dijo, programas de estudios curriculares y asignaturas relacionadas con la Arquitectura Social, lo que puede resultar atractivo para el sector privado y en beneficio de familias de escasos recursos, mediante programas accesibles que permitan la vinculación académica con la población, aseguró el académico.