La Jornada
Los sectores industrial, comercial, de servicios y en el gobierno federal despidieron en conjunto a 833 mil 644 personas entre el último trimestre de 2007 y el mismo periodo de 2008, cifra que supera la pérdida neta de 750 mil empleos en un año (donde se incluye lo sucedido con los trabajadores del campo y los informales).
México, D.F..- El 84 por ciento de los trabajadores urbanos que perdieron su trabajo durante 2008 corresponde a las microempresas, revela la más reciente Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Los sectores industrial, comercial, de servicios y en el gobierno federal despidieron en conjunto a 833 mil 644 personas entre el último trimestre de 2007 y el mismo periodo de 2008, cifra que supera la pérdida neta de 750 mil empleos en un año (donde se incluye lo sucedido con los trabajadores del campo y los informales).

Y es que al concluir 2008, México contaba con 36 millones 425 mil trabajadores urbanos, cuando un año antes existían 37 millones 258 mil trabajadores urbanos o no agropecuarios, como los clasifica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en la ENOE.

Tan sólo los micronegocios, como se define a las empresas que tienen diez empleados como máximo, perdieron 700 mil 208 puestos de trabajo en un año. Número que triplica la cesantía generada en las grandes empresas calculada en 210 mil 101 desempleados, pues pasaron de 3 millones 900 mil empleados en 2007 a 3 millones 691 mil el año pasado.

Cabe recordar que los micronegocios aportan el 47.4 por ciento de los puestos de trabajo del país, mientras las grandes empresas generan sólo el diez por ciento.

A su vez, las medianas empresas perdieron 8 mil 145 puestos de trabajo, mientras que sólo los pequeños establecimientos reportaron un incremento de 94 mil 215 trabajadores en el lapso mencionado.

Otro sector que aumentó su plantilla laboral entre los trabajadores urbanos fue el correspondiente a la burocracia: en un año 12 mil 665 personas consiguieron un trabajo gubernamental, pues de de 2 millones 175 mil empleados que existían en 2007, aumentó a 2 millones 187 mil al cierre del año pasado.

En cuanto a sectores, las cifras de la ENOE corroboran que los empleados manufactureros han sido los más golpeados de la actual crisis económica dado que 460.3 mil se quedaron sin trabajo; en segundo lugar se ubica el sector comercio con 275.4 despedidos, mientras que hubo 102.7 mil desempledos entre los trabajadores agropecuarios. En contraste, sólo el sector servicios reportó un incremento de 163.9 mil trabajadores más entre el último trimestre de 2007 y el mismo periodo de 2008.