Ilustración: Vanguardia/Esmirna Barrera
Como se ve, quienes aspiran a uno de estos cargos de elección popular sin el respaldo de un partido político con registro nacional, no la tienen fácil

En las elecciones del próximo 1 de julio de 2018 hay posibilidades de que aparezcan en las boletas electorales por primera vez en la historia del País candidatos independientes a senadores, a diputados federales y a la Presidencia de la República.

Los candidatos sin partido que van por la candidatura presidencial son oficialmente 48, quienes fueron admitidos por el Instituto Nacional Electoral (INE). Sin embargo, de acuerdo con la legislación es necesario que el aspirante cuente con 866,593 apoyos (firmas) de la ciudadanía distribuida en por lo menos 17 entidades federativas, que sumen cuando menos el 1 por ciento del total en la lista nominal de electores en cada una de ellas.
En el caso de las senadurías se debe contar con apoyos de por lo menos el 2 por ciento de la lista nominal de la entidad de que se trate, pertenecientes a cuando menos la mitad de los distritos electorales.

Para las diputaciones federales se debe contar con apoyos de por lo menos 2 por ciento de la lista nominal del distrito electoral federal de que se trate, perteneciente a cuando menos la mitad de las secciones electorales.

Como se ve, quienes aspiran a uno de estos cargos de elección popular sin el respaldo de un partido político con registro nacional no la tienen fácil.
Algunos de los antecedentes inmediatos de candidatos ciudadanos que lograron su cometido lo representan el actual Gobernador de Nuevo León, el ex priista Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco” y el diputado local en Jalisco, Pedro Kumamoto.

Ambos en su momento representaron fenómenos. Rodríguez Calderón, entonces de 58 años, salió echando pestes del PRI, que fue su partido por más de 30 años, y Kumamoto, quien tenía 25 años en el 2015, fue un auténtico ciudadano que innovó la forma de hacer campañas sin recursos.

Los dos desplegaron fuertes estrategias en redes sociales, y al final de cuentas, cada quien obtuvo el triunfo.

A dos años de distancia el desgaste ha hecho mella en “El Bronco”, quien pese a ello, y gracias a los recursos que utiliza, va adelante en la cosecha de firmas para avalar su candidatura presidencial, mientras que Kumamoto lleva un buen ritmo en la búsqueda de las 115 mil que ocupa para convertirse en candidato al senado, una vez más por la vía independiente.
Quizás por la cercanía geográfica o porque de plano creen en él, miles de coahuilenses le han dado su apoyo a Rodríguez Calderón, según lo revelan las cifras del INE.

A nivel nacional, Coahuila es el cuarto estado que más rúbricas ha aportado a la causa del actual Gobernador de Nuevo León, quien contempla aparecer en la boleta electoral para buscar la Presidencia del País.

“El Bronco”, con 7 mil 242 firmas rebasa en casi 10 por ciento las logradas por la expanista Margarita Zavala, quien es el segundo lugar en preferencias de Coahuila; de acuerdo con el último reporte del INE al 27 de noviembre, arrojó 5 mil 402 firmas a su favor.  A nivel nacional Coahuila es el sexto estado que más ayuda a sumar a la ex primera dama.

En Coahuila hasta estos días, sólo 13 mil 667 ciudadanos han emitido resaldo a los aspirantes independientes a la Presidencia.

Los apoyos no solo han sido para “El Bronco” y Margarita Zavala, la vocera representante indígena, María de Jesús Patricio Martínez, “Marichuy” llevaba hasta hace unos días casi 500 firmas, unas 60 más que el comunicador Pedro Ferriz de Con.

Llama la atención que Coahuila, uno de los estados vanguardistas en el reconocimiento de los derechos de la comunidad gay ha ignorado al único precandidato independiente que se ha declarado homosexual.

También, en este tema de independientes, cobra relevancia la decisión de quien fuera el único aspirante a una diputación federal por esa vía en Coahuila, quien pese a que ya había conseguido las firmas necesarias para su reconocimiento, abandonó el barco.

Y es que, dijo, el INE falta a la honestidad e impide el avance de los independientes.

Por lo pronto, esta es la foto del contexto de los independientes, habrá que ver cómo llegan los protagonistas a la recta final en los tiempos establecidos por la ley, y, si avanzan al menos dos, resultarán interesantes las campañas entre los partidos tradicionales, el partido de reciente creación que lidera Andrés Manuel López Obrador y estos “nuevos” personajes.