NOTIMEX
Nueva York, EU.- El senador demócrata Edward Kennedy, uno de los políticos más conocidos y respetados de este país, abandonó hoy el hospital en que estaba ingresado desde el sábado tras haberle sido diagnosticado un tumor maligno en el cerebro.
El veterano legislador de 76 años de edad salió andando con total normalidad y acompañado de su familia del Hospital General de Massachussets para dirigirse a su residencia de Cape Cod.

Sonriendo, saludando con la mano y entre los aplausos de los presentes, Kennedy posó durante unos breves momentos para los medios rodeado de sus perros. En varias ocasiones levantó el pulgar de su mano derecha como señal de que todo va bien.

Los médicos están aún valorando el tratamiento al que será sometido, una vez que le realicen más pruebas, aunque lo usual es que reciba sesiones de radio y quimioterapia.

El sábado a primera hora de la mañana, Kennedy fue trasladado de urgencia al centro médico después de sentirse indispuesto.

Las primeras noticias señalaron que podría haber sufrido un derrame cerebral, aunque según avanzaron las horas se dio a conocer que se trató de un desvanecimiento con convulsiones.

Finalmente, los especialistas informaron la víspera que la causa fue un tipo de cáncer de cerebro que se diagnostica a unos nueve mil estadunidenses cada año y su evolución depende de cada paciente y del alcance del tumor.

Fuentes médicas señalaron que este tipo de pacientes pueden sobrevivir entre uno y cinco años.

Los médicos han destacado el buen ánimo y la energía del senador, que se ha recuperado más pronto de lo previsto.

La noticia de que tiene un tumor cerebral maligno conmocionó al país. Las muestras de cariño y solidaridad, los mensajes de que se recupere se multiplicaron, entre ellos el del presidente estadunidense George W. Bush.

Y es que el senador demócrata es uno de los políticos más conocidos de Estados Unidos desde hace décadas, siendo el patriarca del clan Kennedy.

Desde siempre ha defendido causas sociales, y es considerado por muchos un referente moral en el Partido Demócrata, en su ala más izquierdista.

Kennedy ha sido senador por Massachusetts desde que fue elegido por primera vez en 1962, y es el segundo legislador que lleva más tiempo en su asiento.

Es el último superviviente de uno de los clanes políticos más famosos del país en su historia reciente. Su hermano, el presidente John Fitzgerald Kennedy, fue asesinado en 1963 y su hermano Robert también fue asesinado, en 1968, durante la campaña en la que era precandidato presidencial.

El mismo, uno de los miembros más liberales del Senado, se presentó sin éxito a la presidencia estadunidense en 1980.