El Universal
De ellas, 68% corresponde a mujeres de entre 18 y 29 años, mientras que la más joven que solicitó el servicio era de 11 años, y la mayor de 49. Además, las solteras representan el mayor porcentaje de mujeres que deciden interrumpir la etapa gestacional con 56%, el resto tenía un estado civil distinto: casadas, divorciadas, en unión libre o viudas
A casi dos años de la despenalización del aborto antes de la decimosegunda semana de gestación, la Secretaría de Salud local (SS-DF) practicó 20 mil 17 interrupciones legales del embarazo.

De ellas, 68% corresponde a mujeres de entre 18 y 29 años, mientras que la más joven que solicitó el servicio era de 11 años, y la mayor de 49. Además, las solteras representan el mayor porcentaje de mujeres que deciden interrumpir la etapa gestacional con 56%, el resto tenía un estado civil distinto: casadas, divorciadas, en unión libre o viudas.

En entrevista para EL UNIVERSAL, Armando Ahued, secretario de Salud del DF, señaló que las estadísticas indican que una de cada mil mujeres regresó a los servicios de salud pública para realizarse un segundo procedimiento. "Esta es la tasa más baja de reincidencia en el mundo", aseguró.

El funcionario manifestó estar satisfecho con los resultados del programa de interrupción legal del embarazo (ILE) debido a que el ciento por ciento de las interesadas son atendidas en 14 hospitales y un centro de salud.

Explicó que con el tiempo el procedimiento médico para la ILE mudó del quirófano a las pastillas y la aspiración, pues en la actualidad 87% de los casos se atienden sólo con misoprostol, sustancia que produce el desalojo del feto, lo cual dijo, "es más seguro y más resolutivo", los restantes se atienden con legrados. Subrayó que en casi dos años de operación, solo se registró una muerte, la de Miriam Vianey, de 15 años a quien el médico omitió realizarle el ultrasonido que marca el procedimiento para establecer la edad del producto.

Armando Ahued recordó este episodio que calificó de "lamentable". También señaló que 76% del total de las usuarias acudió antes de la novena semana, "lo que hace que los riesgos se reduzcan y el procedimiento sea más efectivo".

Entre los servicios destacó que la consejería que reciben las mujeres antes de la interrupción "es fundamental". Ahí se presentan las opciones que tienen las mujeres en relación al embarazo; algunas se reconcilian con él y deciden tener al bebé, otras dan en adopción a sus hijos una vez que nacen, y unas más optan por la ILE.

Ahued aseguró que con la despenalización del aborto, la red de hospitales del DF no tiene registros de mujeres que lleguen con el útero perforado por complicaciones en legrados mal practicados.

Además, aseguró que se redujo el número de recién nacidos abandonados en la vía pública. Según datos del ERUM, durante 2006 y 2007 el promedio de niños dejados en la calle fue de 2.2 por mes, mientras que hasta agosto de 2008 disminuyó a 1.2. El titular de SS-DF señaló que esto demuestra que las mujeres de escasos recursos asisten a los servicios de salud pública para interrumpir un embarazo no deseado en lugar de abandonar a sus hijos.