Notimex
Nueva York, EU.- El artista mexicano Yishai Jusidman inauguró hoy la exposición "The Economist Shuffle" en una galería neoyorquina, plasmando en pintura la realidad fotografiada y generando una tensión entre ambas esferas, con el espectador de testigo.
La muestra, que estará en la galería Yvon Lambert Project Space, en pleno barrio de Chelsea, hasta el próximo 1 de diciembre, consta de 16 obras de pequeño formato que han sido creadas por el autor en los últimos dos años.

Jusidman (México, 1963) expone por quinta vez en Nueva York (la primera fue en 1987), "llegué hasta esta galería por varias razones, pero sobre todo porque su nuevo director había seguido mi trabajo muy de cerca y quiso tenerme aquí", explicó en entrevista con Notimex.

La muestra consiste en 16 pinturas basadas en otras tantas fotografías publicadas en la revista "The Economist" en la sección "The world this week", en la que se resume la actualidad del mundo de los últimos siete días.

"Desde hace tiempo me fijaba mucho en esas imágenes, muy bien seleccionadas, pequeñas y con formato cuadrado como yo suelo trabajar. Entonces se me ocurrió que las podía pintar e hice esta serie", señaló.

Su intención última, más allá de su interés por los hechos noticiosos, es la de mostrar la "tensión y contradicción" que se generan cuando se pasa de la esfera de la realidad política y social que nos envuelve al mundo del arte contemporáneo.

"Y estas tensiones no se dan solo por cuestiones técnicas, si no que tienen que ver sobre todo por el contexto. No es lo mismo ver esas fotografías en una revista y verlas en una galería. Tampoco una foto es lo mismo que una pintura. El juicio ético no puede ser, ni es el mismo", afirmó Jusidman.

"El contexto es el que define los parámetros de cada disciplina", añadió el artista, quien además quiere involucrar al espectador en este juego en el que él considera "la obra como un espejo".

"El efecto último depende de lo que uno como espectador busque y traiga consigo, trato de conectar con un espectador que sea consciente de su propia condición", afirmó.

Con 44 años y tras 20 años de carrera, Jusidman señaló que espera que sus obras "sigan teniendo la misma vitalidad que las primeras".

Entre sus próximos proyectos destaca una muestra que recorrerá toda su carrera en el Museo de Arte Moderno de Ciudad de México. Jusidman reside en Los Angeles desde hace tres años, habiendo residido también en París y Nueva York, donde se graduó en la universidad NYU