Redacción
En una entrevista publicada en la revista de sociales "Quién", Vicente Fox ofreció disculpas a todos los que ofendió durante su sexenio. "Bueno, menos al PRI y a Andrés Manuel López Obrador", aclaró el ex presidente. Con el título "Su vida después de Los Pinos. Los Fox abren su rancho por primera vez", la revista "Quién" dedicó la portada de su más reciente edición al ex Mandatario y a su esposa Marta Sahagún.
Ante la pregunta de qué le faltó decirle al pueblo de México luego de entregar la banda presidencial, Fox respondió: "Que Marta y yo tenemos la conciencia tranquila porque no hemos engañado ni robado a nadie y mucho menos al erario. Así le duela a mucha gente, somos personas honestas y decentes". En la entrevista se califica a sí mismo como un pecador común. "Cometemos muchos errores y faltas, pero las normales, las que comete cualquiera, por lo que aprovecho para pedirles disculpas a todos los que ofendí".

En las imágenes de la revista, Fox aparece relajado, posando entre ganado y vestido con aire campirano.

Y pone al descubierto hasta su dieta diaria: desayuna claras de huevo a la mexicana para no elevar su nivel de colesterol, aunque no le hace el desaire a unas gorditas de maíz con nopales y chile recién hecho.

La revista revela que el matrimonio Fox se trajo al chef de Los Pinos "porque les encanta su sazón".

El chef es un militar que tiene prohibido revelar las recetas de los platillos que prepara al ex presidente.

El artículo relata que después de comer, Fox trabaja en dos autobiografías. Para la versión en inglés cuenta con la colaboración de Rob Allen y en la segunda lo auxilia Alberto Vital.

Fox confiesa al entrevistador que él y su esposa se sienten rejuvenecidos.

"Podemos dedicarnos a una vida tranquila y retirarnos, sin embargo, nos ganó el gusanito de sentirnos activos, jóvenes y con mucha energía para entregarla a los demás", dijo en la entrevista con "Quién".