NOTIMEX
México, D.F. .- Pese a tener un accidente en el que sufrió una cortadura en uno de sus brazos, la cantante Alejandra Guzmán fue la invitada especial que abrirá la segunda temporada de la emisión de televisión por cable "Ya es 1/2 día en China", conducido por Luis Chataing y Arturo Hernández.
Durante la presentación del programa, el conductor y comediante venezolano Chataing señaló que para las grabaciones del primer episodio, le solicitaron a la cantante "reventar" una guitarra en el suelo.

"El estreno de esta segunda temporada será este domingo 18 de mayo con una anécdota fantástica pero a la vez terrible, porque Alejandra Guzmán, nos complació al romper la guitarra, pero una de las cuerdas del instrumento le cortó uno de los brazos y cuando nos dijo `no hay problema', nos sentimos aliviados, porque no habló de demandas".

El presentador destacó que si en la primera temporada tuvieron de invitados a Enrique Iglesias, Ana de la Reguera, Alfonso Cuarón, María Conchita Alonso, Maribel Verdú, Daddy Yankee, Molotov, Los Amigos Invisibles, Miranda, Timbiriche, Kinky y Kudai, ahora prometen que esta temporada tendrá otro toque especial.

Asimismo, a pesar de que representantes de Sony Entertainment Television, como Sergio Pizzolante y Mariana Branger, confirmaron a Notimex, que el plus de esta nueva temporada serían cápsulas grabadas en China, en relación a la celebración de los Juegos Olímpicos de Beijing, Chataing dijo que sólo serán referencias y se recrearán en los estudios de grabación con ayuda del también conductor Chun Lee.

Puntualizó que se trata de una temporada de 20 episodios en los que además de la desenfadada entrevista a las celebridades continentales, habrá una serie de tres cápsulas o sketches por programa con el corte cómico del conductor Arturo Hernández.

"Además de Alejandra Guzmán tendremos otros invitados como 'Los simuladores', conformado por los actores mexicanos Alejandro Calva, Arath de la Torre, Rubén Zamora y Tony Dalton, (programa) que recientemente se estrenó bajo la coproducción de Sony Pictures Television International y Televisa".

Luis Chataing señaló que para programas subsecuentes se contempla la entrevista al grupo mexicano RBD: "Sin duda existen infinidad de invitados que podrían estar en el segmento, desde deportistas, artistas plásticos y poéticos, así como del espectáculo, pero como me considero un animal político me gustaría invitar a personajes como el presidente de Bolivia, Evo Morales".

Para el conductor es difícil no hablar de política, porque es un tema que le apasiona; sin embargo cuestionado sobre la situación en Venezuela, específicamente del presidente Hugo Chávez, destacó que habla desde el sentido del humor:

"Tengo un programa de radio todos los días de tres horas de duración, que se transmite en Venezuela, y que realizo en México; son ya 17 años de hacer radio con humor político, y con las limitaciones de expresión que hay en mi país, se convierte en un arte divino expresar tus opiniones, es un reto a la inteligencia y un ejercicio que lo mantiene a uno despierto", dijo.

Abundó que hasta el momento no ha corrido con la suerte de que le hagan un llamado de atención las autoridades de su país: "Si así fuera aparecería en todos los medios de comunicación en el mundo, sería como un toque divino, no como el Rey Midas, pero sí divino", indicó refiriéndose al caso de enfrentamiento verbal entre Hugo Chávez y el Rey de España.

Por su parte, los representantes del Sony Entertainment Television, Sergio Pizzolante y Mariana Branger, destacaron que en el canal no existe el parámetro o competencia del "rating":

"La gente de un canal abierto que se apega a ese sistema siempre está en pánico, porque si algún programa no da resultados siempre se fijan en el contrincante. Aquí lo que importa es la calidad del contenido y para nosotros es importante ofrecer un producto que esté a la altura", coincidieron.

Puntualizaron que el objetivo del canal es conquistar el Continente Latinoamericano, con un programa distinto, en el que la gente conozca a las personalidades del mundo actual, desde el punto de vista del buen humor.