El Universal
La promulgación de ley electoral fue impugnada con dos acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte Justicia de la Unión por el PAN y el PRD.
La Ley Electoral del estado Tabasco (LEET) mantiene un retroceso en materia democrática al exigir un alto porcentaje de votos para la asignación de diputados y regidores plurinominales, señaló el académico y estudioso del derecho electoral, William Castillo Ulin.

La LEET, aprobada apenas en diciembre pasado únicamente por la mayoría del Partido Revolucionario Institucional, normará el proceso electoral local que se inicia este domingo 15, para la elección de legisladores y 17 Ayuntamientos, en los comicios del 18 de octubre próximo.

Sin embargo, la promulgación de ley electoral tabasqueña fue impugnada con dos acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte Justicia de la Unión (SCJN), por parte de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

Uno de los puntos impugnados precisamente son los artículos que establecen la asignación de diputados representación proporcional, donde por medio de rondas para distribuirlos, exige a partidos políticos porcentajes que van desde el 10 hasta el 34% de la votación estatal emitida para tener derecho a esas curules.

"Solo los estados autoritarios son los que buscan restringir ese derecho para que sea menor el concierto de voces que hay que poner de acuerdo" señala el también maestro en Sociología Política y doctorante en Ciencia Política por la Universidad de Paris.

Castillo Ulin explica que el sentido de la representación proporcional es generar pluralidad en los Congresos y Ayuntamientos para que se escuchen todas las voces de la ciudadanía.

"Ese es el verdadero sentido de la democracia", subraya.

Recuerda que la teoría plurinominal en el caso de la historia de México fue para permitir la participación de los grupos minoritarios en el concierto donde se toman las decisiones políticas, pero lo que hace ahora la Ley Electoral de Tabasco "es echarla atrás".

Y ante eso no se puede venir ahora a negar la historia y contradecirla de lo que ha sido el sistema de representación proporcional en el caso de México.

Igual la LEET obstaculiza la formación de coaliciones electorales a los partidos políticos, que es una situación similar con el dique para acceder a los cargos plurinominales.

Explica que en la medida que le "entrampen" a los partidos políticos poder coaligarse, lo que se garantiza es la permanencia de quien ostenta el poder.

"Entonces en el fondo es lo que se está buscando aquí también".

Al establecer topes mínimos y máximos lo único que se hace es ponerle una camisa de fuerza que lleva a que en la realidad sea difícil formar una coalición, y compara que "en las democracias avanzadas las coaliciones son (se hacen) coyunturales por un determinado Distrito, Ayuntamiento u otra demarcación".

En este caso si se establecen cuotas lo único que haces es restringir la posibilidad y aseguras tu permanencia en el poder, sostiene el académico.