Notimex
San Diego.- Las principales firmas de automóviles de Estados Unidos iniciaron esta semana pláticas con el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, en busca de acuerdos contra la contaminación, tras fracasar una demanda judicial.
Seis de las principales empresas trataron de ampararse contra la ley que restringe la emisión de gases relacionados con el efecto invernadero en California, pero la Corte rechazó la petición.

Ante el fracaso, General Motors, Toyota, Volkswagen, BMW, Ford y Chysler solicitaron una reunión a puerta cerrada con Schwarzenegger, en la que propusieron retirar de circulación los vehículos viejos de alto consumo de gasolina y así reducir la contaminación ambiental.

Además, propusieron abaratar los sistemas de ubicación global (observadores satelitales), para que los conductores de California eviten los congestionamientos.

Todas estas opciones no representan corrección alguna en sus sistemas de producción, y trasladan a los consumidores el costo de sus ideas.

El gobernador Schwarzenegger es el promotor de la ley más estricta en Estados Unidos contra la generación de gases que provocan el sobrecalentamiento terrestre.

Según Schwarzenegger, los industriales 'comienzan a tener conciencia del medio ambiente', luego de reunirse con ellos.

El estado de California presentó en 2006 una demanda sin precedentes contra las empresas Honda, Nissan, Chrysler, Ford, General Motors y Toyota por producir vehículos contaminantes, con base en una ley estatal que exige mayor rendimiento de combustible.

La Asociación de Fabricantes de Automóviles (AAM) respondió a la demanda, pero Nissan, Honda y Toyota presentaron en conjunto otra contra California en una Corte federal.

Las tres empresas asiáticas perdieron el caso, y el resto apostaba a que California cedería porque necesitaban un permiso, hasta ahora negado por la administración de George W. Bush para poner en vigor su ley estatal ambientalista.

Sin embargo, 18 estados retomaron la ley de California, con cambios sólo en los nombres de instituciones y de territorios.

Al iniciar esta semana diálogo con las automovilísticas, Schwarzenegger dijo que 'el tren ya tomó rumbo; los empresarios ya despertaron'.

Las leyes de California y de otros estados exigen una cuota de vehículos eléctricos e híbridos para los próximos años y que los próximos modelos recorran, en promedio, una distancia hasta 50 por ciento mayor por galón (3.8 litros) de gasolina.