Los principales organismos del golf mundial anunciaron ayer la adopción de un programa antidopaje para los golfistas profesionales que comenzará en el 2008.
Luego de años de trabajo finalmente llegaron a un acuerdo sobre este tema los cuerpos regulares mundiales, entre los que se cuentan la Asociación de Golfistas Profesional (PGA), la Asociación Femenina de Golfistas Profesional (LPGA), el circuito estadounidense de la PGA, el Club Real de Golf (Inglaterra) y el club de golf de Augusta de Estados Unidos.

La primera fase de esta política es dar a conocer una lista de sustancias prohibidas como agentes anabólicos, hormonas y sustancias relacionadas, agentes antiestrógenos, diuréticos y otros productos.

También se incluyen estimulantes, narcóticos, cannabis o marihuana, y cualquier manipulación química o física.

Las sustancias que se pueden prohibir a discreción incluyen los glucocortico-esteroides y los beta-2-agonists .