La Fundación de Español Ugente aseguró que el término está bien acuñado; otras palabras aceptadas son tecnofatiga, tecnoansiedad y tecnoadicción
Ciudad de México.- La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) en México señala que el término "tecnoestrés", referido al estrés sufrido como consecuencia del uso de las nuevas tecnologías, es un término bien formado en español y, por lo tanto, debe escribirse en redonda.

Cada vez es más frecuente leer y escuchar este neologismo en expresiones como: "La angustia tecnológica o tecnoestrés se debe a la falta de habilidad para tratar con las cada vez más sofisticadas y complejas nuevas tecnologías"; "Sobre estos aspectos trata el libro 'Tecnoestrés', del catedrático murciano José María Martínez Selva"; "Juan Manuel sufre tecnoestrés, un uso abusivo de nuevas tecnologías fuera del horario laboral".

Relacionados con este término aparecen otros como "tecnoansiedad" (tensión y malestar por el uso de algún dispositivo electrónico), "tecnofatiga" (agotamiento por el uso de las nuevas tecnologías) y "tecnoadicción" (dependencia de las nuevas tecnologías en cualquier momento y lugar, además de querer estar al día de los últimos avances tecnológicos), que también están correctamente formados.

La Fundación del Español Urgente (www.fundeu.es) es una institución patrocinada por la Agencia Efe y el banco BBVA que tiene como principal objetivo el buen uso del español en los medios de comunicación.