Rolando Franco
Saltillo, Coah.- Tras confirmar la detención del empresario de La Laguna, Aldo Díaz, el procurador Jesús Torres Charles descartó que en el delito que se le imputa estén implicados ex funcionarios de la pasada administración estatal.
"En este caso la investigación no arroja ninguna situación de ese tipo, es una responsabilidad bien definida entre el dueño de un terreno y quien lo ocupó de manera ilegal, y es así como se está investigando", declaró Torres Charles.

El procurador del Estado reveló que el delito por el que se detuvo a Aldo Díaz el pasado lunes, fue el de equiparado al fraude en su modalidad de fraccionamientos no autorizados.

Precisó que según lo acreditado por la averiguación previa, Aldo Díaz se apropió de un predio aledaño al fraccionamiento que estaba desarrollado en Torreón, el cual amplió sin la debida autorización legal.

"Fue detenido el lunes en Torreón este empresario que fue señalado por la comisión del delito equiparado al fraude en su modalidad de fraccionamientos no autorizados, y bueno, esta persona, según se acredita en la averiguación previa, tiene un fraccionamiento allá en Torreón, amplió sus operaciones del territorio del fraccionamiento sobre terrenos que no le pertenecían sin las autorizaciones legales correspondientes", precisó.

Precisó que de acuerdo con el Código Penal vigente en Coahuila, el delito imputado al empresario está calificado como delito grave, por lo cual no podrá tener acceso al beneficio de la fianza.

De acuerdo con investigaciones realizadas por Vanguardia, Aldo Díaz mantuvo fuertes nexos con funcionarios de la pasada administración estatal, en especial con el entonces secretario de Planeación y Desarrollo, Ignacio Diego Muñoz, con quien intentó desarrollar un campo de golf en el municipio de Nava, Coahuila.

Asimismo Aldo Díaz realizó diversos negocios con el también controvertido empresario Carlos Ahumada, quien estuvo involucrado en actos de corrupción con autoridades del Distrito Federal.