Notimex
Roma.- El tenor italiano Luciano Pavarotti fue acompañado hasta la muerte por su segunda esposa y ex secretaria Nicoletta Mantovani, con quien se unió en los años 90 tras un escándalo mediático.
La relación se hizo del dominio público cuando en marzo de 1996 fueron publicadas por diarios de todo el mundo fotografías en las que el tenor, entonces de 60 años, y Mantovani, quien tenía 26 años, se besaban durante unas vacaciones en las islas Barbados.

Su primera esposa, Adua Veroni, declaró entonces: 'como todos los hombres, en especial los de éxito, (Pavarotti) ha tenido en su vida muchas oportunidades y comportamientos afectuosos que había sabido siempre manejar con prudencia'.

'Quizá por la edad y por el tipo de agresión sufrida, ha tenido conductas que lo pueden llevar a un punto de no retorno y a decisiones que le deseo sean felices', añadió la mujer, con quien el artista tuvo tres hijas.

Pero los 36 años de matrimonio entre Pavarotti y Veroni concluyeron en una áspera batalla judicial y, según versiones nunca confirmadas, el tenor debió indemnizar a su ex consorte con más de 150 millones de dólares.

El divorcio llegó en 2002 y al año siguiente Nicoletta dio a luz dos gemelos, pero el varón murió poco después del parto, lo que Pavarotti calificó como una de las peores tragedias de su vida.

Sin embargo, el tenor nunca se arrepintió de unirse con su ex secretaria, con quien finalmente se casó el 13 de diciembre de 2004 en una ceremonia en Módena.

Al festejo asistieron celebridades como Elton John, Liza Minelli, Laura Pausini, Andrea Bocelli, Lucio Dalla, José Carreras y Ruggero Raimondi.

'Nicoleta y yo somos muy felices y se ve; esconderlo o negarlo sería un delito', declaró el artista, quien tampoco ocultaba su entusiasmo por la aparición del Viagra.