"La depresión existe en el deporte. Ya pasé por eso y tuve problemas con el alcohol. Comencé a hacer eso como refugio porque no conseguía dormir. Olvidaba la responsabilidad que tenía", recordó 'El emperador' en declaraciones al canal Globo.
Sao Paulo, Brasil.- El delantero brasileño Adriano Leite afirmó hoy que la depresión puede conducir al suicidio y por eso pidió a los deportistas con problemas, como el alcoholismo en su caso, que "tengan cuidado" y busquen orientación para evitar desenlaces trágicos como la muerte del portero alemán Robert Enke.

Al igual que Enke, arquero del Hannover y la selección alemana que perdió a su hija hace tres años y cayó en una depresión que culminó con su suicidio esta semana, Adriano recordó que, en 2004 cuando murió su padre, se entregó al alcohol.

"La depresión existe en el deporte. Ya pasé por eso y tuve problemas con el alcohol. Comencé a hacer eso como refugio porque no conseguía dormir. Olvidaba la responsabilidad que tenía", recordó 'El emperador' en declaraciones al canal Globo.

Para Adriano, "hay que tomar cuidado, tratar bien el problema porque sino suceden este tipo de cosas".

"Es muy triste recibir una noticia como esa de Robert Enke. La depresión tiene que ser tratada, para que no ocurra eso. Es necesario que se acompañe de cerca a los jugadores", añadió el mundialista.

El máximo artillero de la liga brasileña y figura del Flamengo recibió asistencia psicológica para tratarse de su depresión y del alcoholismo en los clubes Sao Paulo e Inter de Milán.

Antes de fichar por el Flamengo, Adriano había abandonado el Inter tras permanecer durante cuarenta días en casa de familiares e, incluso, anunciar su retiro del fútbol activo a los 27 años.

"Tuve varias crisis de depresión y el Inter y el Sao Paulo me ayudaron mucho cuando jugué con ellos. Tuve un acompañamiento psicológico de cerca que fue muy importante para mí", destacó.