Universal
Llevan resueltos 20 documentos de los 70 existentes, por lo que consideran que la comisión no ha sido productiva ni ineficiente.
Por unanimidad los integrantes de la Comisión de Agricultura del Senado de la República acordaron resolver su rezago legislativo.

Se superaron las diferencias entre el presidente de la comisión, el panista Guillermo Padrés Elías, y el priísta Mauricio López Valdez.

Los senadores admitieron que tienen 22 iniciativas pendientes de dictaminar, 13 minutas de la colegisladora y 35 puntos de acuerdo.

De los 70 documentos, apenas 20 se han resuelto.

López Valdez dijo que la comisión no ha sido productiva ni eficiente, por lo que hizo un llamado para agilizar la tarea legislativa.

Incluso la panista Rosalía Peredo Aguilar propuso considerar sesionar de manera permanente hasta agotar la agenda.

Padrés Elías, en su calidad de presidente de la comisión, destacó su disposición de trabajar y avanzar en la elaboración de los dictámenes.

Recordó que algunas iniciativas no se han desahogado porque senadores del PRI y PRD han solicitado tiempo para estudiarlas.

Los senadores convinieron en empezar a resolver las propuestas en las que no hay diferencias, y dejar para el final temas en los que hasta ahora ha sido difícil alcanzar el consenso, como la reforma en materia bioenergética.

Días atrás, el senador López Valdez se había quejado del retraso en la presentación de dictámenes y de una irregular conducción de la comisión.

En respuesta y de inmediato Padrés Elías acusó a su crítico de no acudir regularmente a las reuniones de la Comisión de Agricultura.

Sus diferencias se dejaron atrás y convinieron junto con sus demás compañeros en resolver el rezago.