Notimex
México.- Reprocha el secretario general adjunto del PAN a los militantes perredistas de violentar los derechos de toda persona a la libertad de pensamiento de conciencia y de religión de manera individual y colectiva
El secretario general adjunto del Partido Acción Nacional (PAN), Carlos Abascal Carranza, consideró que el PRD una vez más demuestra que no cree en la democracia y que para ellos lo esencial es provocar la revuelta y la violencia.

En entrevista radiofónica señaló que los perredistas han escogido dichos métodos para enfrentar los problemas de este país desde un supuesto "gobierno legítimo", que no hace sino atacar el derecho de los demás.

Lo anterior luego de que el domingo pasado un grupo de supuestos simpatizantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) irrumpieron en la Catedral Metropolitana y causaron destrozos, en protesta porque el repicar de las campanas afectaba un acto político.

Abascal Carranza manifestó que el Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), señala que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento de conciencia y de religión de manera individual y colectiva.

Aseguro que el PRD falla doblemente en esta materia, ya que por un lado alienta la invasión de la Catedral y el daño a los bienes de la nación, los bienes del pueblo.

Por otro lado, añadió, también falla el gobierno de la ciudad al tener cien policías disponibles "y no haber impedido la acción de estos vándalos que lo que quieren es provocar un nuevo enfrentamiento de religión".

Abascal Carranza insistió que de esa manera tratan de llegar al poder y no a través de la democracia "ya que el caos es la vía predilecta de las izquierdas más anticuadas y ancladas en el pasado".

Exhortó a la población a seguir trabajando sin caer en provocaciones y no aceptar esa visión perredista de la antipolítica, para que de esa manera -por la vía del respeto a los derechos humanos- se imponga una actitud pacífica, de convivencia, de diálogo.

Se trata de que nunca pueda tener éxito nuevamente la visión golpista y que no bajo el pretexto de la religión o de la petroquímica y de Pemex se alteren la paz y el orden público para que por la vía del golpe, de la violencia se trate de conquistar el poder.

"Hagamos nuestra parte para exigir de las autoridades de la ciudad que respeten la Catedral que es el principal templo de todas y todos los católicos de este país", pidió Abascal Carranza.